FARC-EP envían otro cargamento con ayuda para sobrevivientes de Mocoa

Escrito por  PL Abr 05, 2017

Las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) enviaron dos toneladas de alimentos para los damnificados por las avalanchas en el municipio colombiano de Mocoa, fenómeno que dejó al menos 290 mil muertos, confirmaron hoy noticiarios.

Se trata de la segunda donación entregada a los sobrevivientes del desastre natural por los miembros de esa guerrilla, concentrados en campamentos temporales en Caquetá, para desarmarse y preparar su reintegración a la vida civil.

En esta oportunidad esos insurgentes, en proceso de desmovilización, reunieron las raciones correspondientes a siete días como ayuda para la gente de Mocoa, capital de Putumayo, precisó el diario El Espectador.

Con anterioridad miembros de las FARC-EP alojados en La Carmelita, próxima a ese sitio, hicieron llegar un donativo similar a los perjudicados por los inusitados aludes.

Ese grupo rebelde se sumó a la cruzada nacional de solidaridad con los vecinos de dicha municipalidad, situada en el pie de monte amazónico, que en muchos casos lograron salvar apenas la ropa que llevaban puesta.

El último cargamento incluyó también carpas, frazadas, productos para el aseo y vajillas.

Además estamos dispuestos a contribuir con las labores de reconstrucción del municipio, que vive una verdadera tragedia humanitaria, declaró a Prensa Latina el comandante de esa organización Iván Márquez.

El desbordamiento de tres ríos aledaños a Mocoa desencadenó demoledoras avalanchas, las cuales arrastraron casas, árboles, puentes y todo cuanto encontraron a su paso.

Queremos colaborar con los trabajos de rescate del territorio, así que vamos a solicitar autorización para ello ante el Gobierno y el mecanismo de verificación tripartito, encargado de supervisar el cumplimiento del cese el fuego bilateral y el desarme, añadió.

Las avalanchas sorprendieron a los pueblerinos en la madrugada del sábado; tales eventos provocaron heridas a más de 200 ciudadanos mientras centenares permanecen desaparecidos.