Liberan de la cárcel a cubano imputado por robo de vagoneta

Escrito por  SAÚL CARDOZO / EL PAÍS EN Dic 16, 2015

Tras tres horas de audiencia de apelación a la detención preventiva, la Sala Penal Segunda de la Capital, presidida por los vocales Carolina Chamón y Ernesto Mur, ha resulto cambiar la detención preventiva por la detención domiciliaria sin escolta para un ciudadano de nacionalidad cubana, imputado por el robo de una vagoneta, además, ha decidido mantener la detención en el penal de Morros Blancos para el otro coimputado en el mismo caso.
El abogado Franz Carlos Gutiérrez, defensor del cubano, informó que en audiencia han presentado documentación fundamental y que, en parte, han demostrado en el juzgado de origen que se trata de una persona que no tiene antecedentes en Cuba ni en Bolivia, además que es médico en traumatología y que tiene residencia regular y legal en Bolivia.
“Con la nueva documentación presentada, tanto del Segip (Servicio General de Identificación Personal) como de Migraciones, se ha desvirtuado la apreciación subjetiva que tuvo el juez cautelar para disponer la detención preventiva en relación a su nacionalidad y que sería una persona ilegal, luego también se ha demostrado que ha existido una deficiencia en la investigación, porque según inteligencia los policías hubiesen ubicado el domicilio de la persona cubana en un barrio y una zona distinta, sacan incluso fotografías de una casa indicando que ahí vivía éste”, dijo.
Asimismo, explicó que los policías, aparte que se equivocan de lugar de domicilio, allanaron la vivienda donde vivía el súbdito cubano, sin una orden ni menos un mandamiento de allanamiento y lo ilógico es que no han encontrado absolutamente nada.
“Lo que buscaban los policías es el auto y las supuestas armas que hubiesen tenido estas personas, y el Ministerio Público no ha podido sustentar esto, sobre los suficientes indicios que hagan presumir que en esa condición estaría el involucrado, entonces, estos antecedentes han dado lugar a que los jueces tengan un tratamiento distinto, porque la otra persona tiene otro tipo de responsabilidad, es decir que tiene antecedentes, en el caso nuestro, no tiene nada de esto”, añadió.
Gutiérrez mencionó que, estando en libertad, su defendido durante los seis meses que dura la etapa preparatoria, se va a demostrar que se han equivocado, que es una detención y aprehensión ilegal y que la Policía no tiene los suficientes indicios para seguir sustentando que él sería el autor del hecho.
“Dentro de las medidas sustitutivas que han dispuesto están la detención domiciliaria sin escolta policial con derecho al trabajo, es decir que él estará libre trabajando como lo ha venido haciendo, además de la presentación ante el Ministerio Público, se ha pedido la presentación de dos garantes como fiadores, pero no depositando dinero, consideramos que esta resolución se enmarca dentro de lo que establece el procedimiento y la propia Constitución Política del Estado, porque no se le puede acusar a una persona que es autor mientras no haya una sentencia acusatoria ejecutoriada, después de un juicio”, mencionó.
El abogado hizo conocer que para el otro imputado se ha dispuesto la ratificación de la detención preventiva, porque hay la probabilidad de autoría del mismo.

Antecedentes
Tras cuatro horas de audiencia cautelar realizada el 3 de diciembre reciente, el juez de Instrucción Cautelar Segundo en lo Penal, Luis Esteban Ortiz, resolvió dar detención preventiva en el penal de Morros Blancos a Carlos Choque Rojas, alias “El Flaco” y al cubano Jorge Hidalgo Gonzales, imputados por el delito de robo agravado de vagoneta.
Ambos fueron reconocidos por las víctimas, quienes aseguran que también han sido amenazadas de muerte.
En la imputación en contra de Choque e Hidalgo, se menciona que los mismos, aparentemente junto a un tercero, asaltaron a una pareja que retornaba de Tolomosa a Tarija el 30 de octubre último.
Según lo expuesto por el fiscal del caso, alrededor de las dos de la madrugada del 30 de octubre, la pareja se había detenido, porque hicieron caer un celular, a la altura del motel  Fantasía, donde fueron interceptados por tres sujetos, los dos detenidos y otro que se dio a la fuga, quienes estaban en una vagoneta Toyota Carib  y tenían con armas de fuego.
“El ciudadano cubano bajó a la mujer del auto y la arrastró a un lado de la carretera, donde la amenazó con meterla al capot y llevársela, ya que le vio la cara, mientras los otros encañonaban  a la víctima, incluso engatillan el arma, pero no salió la bala, después por las súplicas de los afectados, los dejan con vida”, dijo el fiscal Jaime Cueto.
Con la finalidad de evitar ser perseguidos y que las víctimas llamen a la Policía, los sujetos ponen manillas de plástico a las víctimas y posteriormente escapan con el automóvil de los denunciantes, el cual era una vagoneta marca Nissan Notte. A continuación los perjudicados llegan al motel, a cuyo administrador piden ayuda.
Desde ese momento toman contacto con los policías, quienes inician las investigaciones junto al Ministerio Público.
El dueño del vehículo robado decide buscar por su cuenta con ayuda de su amiga que ese día se encontraba con él, y un día ven el motorizado por cercanías de la empresa de viajes internacionales Dragón Rojo,  también reconocen al cubano en un canal de televisión.
Con referencia a  lo expuesto por la parte  demandante,  el abogado Limber Martínez  observa que el ciudadano extranjero no está plenamente identificado por la víctima. “La víctima dijo que tenía tez blanca y que no podía saber su tono de voz, dijo que tenía  menos barba de lo que tenía, pero si era de noche, ¿cómo puede asegurar lo que dijo?”, cuestionó.