Un 80% de colegios en Tarija enseña un idioma nativo

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Mar 25, 2015

Según la Dirección Departamental de Educación (DDE), hasta 2015, al menos un 80 por ciento de los colegios del departamento de Tarija enseña un idioma nativo,  como lo plantea la Ley 070 Avelino Siñani-Elizardo Pérez, aunque por el momento lo hacen de manera superficial.

Lo que se imparte a los alumnos en los establecimientos es lo básico; como nombres de objetos, los colores, días de la semana, la familia, entre otros. Pues, es eso lo que los maestros también aprendieron por el momento.
Al margen de la profundidad de los contenidos, lo que también entró en dilema fue el determinar qué idioma se iba a impartir, ya que eran  los colegios quienes tenían que definir.  De acuerdo a las normativas, éstas establecen considerar dos puntos de vista: uno por contexto social y otro por territorial. Pero en el último caso, no todos los municipios de Tarija tienen un idioma nativo, pero por departamento correspondería el guaraní.     
Sin embargo, al momento de decidir, las autoridades también tomaron en cuenta el contexto social, como sucedió con Cercado, donde la Dirección Distrital de Educación consultó a los alumnos y padres de familia qué idioma querían aprender, ya que existen migrantes quechuas que habitan en la ciudad.
Es en ese sentido, es que de  65 colegios de Cercado, en 33 se imparte el Guaraní, y en 32 el Quechua. Pero en el caso del municipio de Padcaya, decidieron implementar el idioma guaraní en toda la jurisdicción.
El director de la Dirección Distrital de Educación, Arnildo Figueroa, señaló que esa determinación fue acorde a las condiciones geográficas, y por la cercanía a las raíces culturales guaraníes.
Por lo que se indicó que son 84 unidades educativas donde se enseña el idioma, de las cuales diez tienen el nivel secundario.
Para el secretario ejecutivo de la Federación de Maestros Rurales de Tarija, Eleuterio Dávila, aún está “lejos” de poder implementarse la enseñanza del idioma nativo dentro de los programas de enseñanza aprendizaje, como la ley lo indica. Señaló que por el momento,  los profesores se capacitan y luego comparten lo aprendido con los alumnos.
Él considera que acorde a las características del territorio departamental y más aún en el valle central, no es imprescindible porque la “mayoría” habla castellano. Sin embargo, mencionó que es importante aprenderlo como una manera de revalorización y conocimiento de esas culturas.        
El subdirector de Educación Regular de Tarija, Nilson Ayarde, tuvo una apreciación similar a la de Dávila,  y añadió que el aprender un idioma nativo ayudará al fortalecimiento de la comunicación y preservación de la cultura.
Asimismo, indicó que la enseñanza se  tiene que impartir desde el nivel inicial, porque cuando más temprano se empieza la instrucción, se obtiene mejores resultados en el aprendizaje.

 

En 2015: unos 250 maestros aprenden guaraní

 De acuerdo a los datos de la Unidad Especializada de Formación Continua de Tarija (Unefco), en lo que va de la gestión, unos 250 profesores se inscribieron para aprender guaraní, los conocimientos corresponden al ciclo básico.
Durante 2014,  se instruyó a 1.268 profesores en guaraní, y a 1.492 en quechua, donde la enseñanza estuvo dividida en cuatro cursos correspondientes al ciclo básico.
La directora general ejecutiva de la Unefco, María Hurtado, informó que en el idioma quechua se inició con el ciclo intermedio, pero no sucedió lo mismo con el guaraní por falta de material, pero en la actualidad se encuentra en proceso de elaboración, de manera que en mayo también se implemente un nuevo ciclo formativo.
En ese sentido, Hurtado señaló que las habilidades mejorarán en lo que refiere a  la comprensión e interpretación de la legua.  
Según el subdirector de Educación Regular de Tarija, Nilson Ayarde, el desafío que se tiene es capacitar a los maestros cada vez con mayor profundidad, para que éstos puedan formar a los alumnos, de manera que cuando salgan bachilleres, manejen un idioma nativo en forma escrita y oral.