Las video conferencias, una opción para acortar distancias

Escrito por  JORGE SALOMÓN/ EL PAÍS EN Mar 25, 2015

La introducción de video conferencias como una nueva forma de comunicación es una de las ventajas del desarrollo del Internet y las mejoras en su velocidad y ancho de banda, y a pesar que en Tarija, todavía el uso de las tecnologías es limitado, hay más personas que acceden a capacitación, educación y concreción de negocios a través de estos medios.

Para la persona que recién se inicia en los negocios online, o quiera dictar charlas o seminarios, hay sistemas que son gratuitos, para crear conferencias donde pueden asistir entre  20 a 25 personas, como también se pueden utilizar Hangouts que es una plataforma  de la empresa Google que permite grabar, y luego de compartir el seminario ya grabado.
Otra opción gratuita que se puede utilizar es el sistema Skype y hacer multi conferencias entre 5 a 20 personas y se la puede utilizar por ejemplo para el teletrabajo y reunión con personas de diferentes lugares que trabajen en una misma empresa o un mismo proyecto.
El community manager, Fernando Raña Terán señala que cuando la empresa crece o se cuenta con mayores recursos, se puede comprar paquetes de webinars o videoconferencias en otras empresas que alquilan servidores más grandes y con mayores opciones para los asistentes y el disertante, y se puede dar charlas a 50, 100 o 1000 personas, y te ofrecen mayores herramientas y ventajas, para grabar, activar la cámara, exponer diapositivas, o compartir el micrófono a cualquiera de los participantes.
“La utilidad es muy grande porque se puede acceder a conferencias de expertos, sin necesidad de viajar y se reducen costos de manera considerable, para participar en los eventos, algunas empresas hacen descargar un software previamente para que funcione en la computadora o haciendo clic en un enlace se puede ingresar a la teleconferencia, y en Tarija y Bolivia mucha gente ya accede a estas charlas y cursos virtuales, pero todavía es poca la gente que organiza o dicta este tipo de eventos”, puntualizó.
Raña añade que en la actualidad en Tarija hay paquetes de internet de diferentes empresas, a velocidades aceptables de conexión, que hacen que las teleconferencias funcionen bien, señalando que lo mínimo recomendable para dictar un conferencia, es una velocidad de conexión  de 512 kbps.
Los expertos recomiendan que para la asistencia de gente a eventos públicos y gratuitos, la clave es el marketing y la invitación a mayor cantidad de personas mediante redes sociales o motores de búsqueda,  utilizando la información de la web para segmentar al público.
En cuanto al tema educativo, en los últimos años las ofertas de cursos de posgrado online (vía internet) se multiplicaron desde diferentes universidades y centros de capacitación en Bolivia y el mundo, pero la mayoría de estos cursos se basan en plataformas educativas y foros virtuales y en algunos casos complementan la información con video conferencias o clases magistrales grabadas en video y compartidas a los participantes.
El vicerrector académico de la Universidad Privada Domingo Savio, Fernando Paz, señala que dentro de la comunidad académica de esta universidad utilizan esta tecnología para eventos educativos, congresos organizados por la universidad o charlas de ex alumnos, señalando que también son capacitados por un consultor internacional en tema de calidad educativa y normas ISO (Organización Internacional de Estandarización), aprovechando esta herramienta tecnológica.

 

Las video conferencias son los fines de semana

 La mayoría de las videoconferencias se las realiza en horas de la tarde los días sábado, domingo o lunes, en razón de que la gente tiene mayor disponibilidad de tiempo estos días, porque los eventos duran entre 40 minutos y 2 horas.
Para conocer si la video conferencia será de utilidad, es recomendable averiguar mediante la página web, la información del evento y motores de búsqueda como google y consultar en foros a la gente que ya asistió a videoconferencias similares y opinen sobre la calidad del evento.