El Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas (Sedem) determinó rescindir contrato con el supermercado Urkupiña para la entrega del subsidio de lactancia y prenatal, ya que se superó la capacidad prevista y no cubre la demanda de la población.