Bolivia registra 28 casos de feminicidio durante el 2018

Escrito por  ANF Mar 08, 2018

En dos meses y seis días el Ministerio Público ha registrado un total de 28 casos de feminicidio en Bolivia y 4.674 casos de violencia intrafamiliar o doméstica, la información ha sido proporcionada en el marco del Día Internacional de la Mujer.

“El Ministerio Público registró desde enero de 2018 al 6 de marzo del presente año 28 casos de feminicidio en el país y 4.674 casos de violencia intrafamiliar o doméstica”, informó el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.
La autoridad señaló que es preocupante el nivel de violencia en el país cuyo índice en vez de disminuir va en aumento. “No es una cuestión de hacer leyes para combatir esta situación, sino que desde el hogar, la familia, la escuela y la universidad tenemos que trabajar en inculcar valores a nuestros hijos”, reflexionó.
El departamento de La Paz ocupa el primer lugar con el mayor número de feminicidios, ocho casos, seguido de Santa Cruz con siete casos, luego Oruro y Cochabamba, mientras que en Pando y Beni son los únicos dos departamentos donde no se registró ningún caso.
Los datos oficiales proporcionados por la Fiscalía Especializada en Víctimas de Atención Prioritaria (FEVAP) y registrados en el Sistema i4 de la Fiscalía General del Estado establecen también que el pasado año, de enero al 31 de diciembre de 2017, fueron contabilizados 109 feminicidios y 32.042 casos de Violencia Familiar o Doméstica.
Desde la promulgación de la Ley 348, el 9 de marzo de 2013 hasta el 6 de marzo del presente año, fueron registrados 455 casos de feminicidio en el país y 129.130 casos de Violencia Familiar o Doméstica.
Así, la Coordinadora de la Mujer concluye que a pesar de la Ley 348 las cifras rojas de la violencia de género no han disminuido en Bolivia y la lucha contra este flagelo avanza con dificultades de presupuesto y una ejecución más efectiva para hacerle frente.
La organización ha expresado su preocupación por que a cinco años de la aprobación de la Ley 348, “las cifras rojas de la violencia de género no han disminuido en Bolivia y la lucha contra este flagelo todavía camina coja, pues hacen falta presupuestos suficientes -y una ejecución más efectiva de ellos para hacerle frente”, dice una nota de prensa.