ALADI, UNASUR, CELAC, Banco del Sur, Comunidad Andina, etc...

Mar 18, 2017

El Acuerdo Latinoamericano de Inversiones, Aladi, se constituyó en 1980. Tiene entre sus objetivos lograr la “convergencia progresiva de acciones parciales hacia la formación de un mercado común latinoamericano”. Actualmente tiene a trece países latinoamericanos como miembros, entre ellos Bolivia, en los que habitan más de 520 millones de personas.

La Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, se constituyó el año 2008, pero entró en vigencia recién el 2011 (Bolivia ratificó el tratado en 2010). Tiene como objetivo “construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los estados”.
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, fue constituida en 2010 y consolidada en 2011. Agrupa a más de 33 estados de la región que involucran a más de 620 millones de habitantes. Su proceso constitutivo sigue en marcha y aún no está consolidado por trámites en cada país para su adhesión. Busca integrar a sus países miembros, tanto en lo económico como en lo cultural y político.
El Banco del Sur, fundado en 2009, tardó cuatro años para tener su primera reunión con los representantes de sus siete países aportantes (2013), entre los que se encuentra Bolivia. Tiene como finalidad actuar como brazo ejecutor de la integración económica impulsada por Unasur y proyectó le tomaría cinco años en avanzar en ese sentido de manera objetiva. Hasta hoy no funciona.
Rafael Correa, presidente de Ecuador, y Hugo Chávez, de Venezuela, insistieron en que las reservas internacionales de divisas de los países de Unasur (más de mil millones de millones de dólares), sean administradas por el Banco del Sur, en vez de ser depositadas a tasas de interés ínfimas, en bancos de Estados Unidos, Europa y Asia, los que utilizan esos recursos para financiar sus propios desarrollos.
La Comunidad Andina, conformada ahora por cuatro países, entre ellos Bolivia, que tienen en conjunto 100 millones de habitantes, fue fundada en 1969. En los más de cuarenta años de existencia, debió lograr la integración económica, inmigratoria y otros entres sus países miembros.
Uno de los períodos más relevantes en la región para materializar de forma definitiva la conformación de un polo económico, tecnológico, energético, político y cultural en Latinoamérica, se inició entre 2004 (la elección de Hugo Chávez como presidente venezolano) y culminó en 2016, con la caída de Dilma Rousseff como presidente de Brasil, luego de la derrota electoral de Cristina Fernández en Argentina.
En ese período hubo acciones, discursos y actos fundacionales. Pero faltó la integración propiamente dicha. La prueba del fracaso hoy son los más de mil millones de millones de dólares que atesoran el conjunto de nuestros países en forma de reservas de divisas, los que, como en el caso de Bolivia, siguen impunemente prestados a países miembros de otros polos económicos, tecnológicos e industriales, como el norteamericano, europeo o asiático.
En este contexto, la retórica presidencial a propósito de una Feria de Aladi a celebrarse en Santa Cruz próximamente, y cuando el Ministro de Economía ha dejado simple y llanamente de hablar del Banco del Sur, a la vez que se felicita por colocar deuda boliviana en el mercado bursátil norteamericano, es, lo menos, contradictoria. Lo más, angustiante.

LEA: Reservas que matan

LEA: El ahorro en las AFP y las RIN deben invertirse en Bolivia

LEA: 1.000 millones de millones de dólares siguen sin llegar al Banco del Sur

LEA: “PIB es inapropiado para medir el progreso económico de las sociedades”

LEA: Evo convierte a Bolivia en financiadora del “imperialismo”, advierte el exministro Soliz Rada

LEA: Según el ministro Arce, sería una estupidez que Bolivia siga financiando el déficit de EEUU (pero lo sigue haciendo)