Ramiro Baldivieso desafía el misticismo conceptual del arte

Escrito por  Andrea Cardona/El PaísEN Mar 14, 2018

Ramiro Baldivieso, artista tarijeño contemporáneo, presentará una nueva colección de obras inéditas que podrán ser adquiridas por coleccionistas o público en general. Dentro de esta nueva etapa, el artista muestra una versión conceptual, abstracta y figurativa dedicada al simbolismo místico poético que desafía las estructuras establecidas del arte.

La exposición y venta se llevará a cabo en el taller DiBaldi, ubicada en la planta baja del condominio Las Torretas en la avenida La Paz, esquina Circunvalación, desde el viernes 16 de marzo a las 20.00 hasta la mañana del domingo 18.

Durante estos días, habrá presentaciones de djs y un grupo de rock, además de la degustación de comida gourmet y tragos free. Los coleccionistas podrán pasar a recoger sus adquisiciones el último día de la exposición.

Desde hace tres años, Baldivieso opta por un estilo diferente a lo anteriormente presentado en cuanto al arte de marketing, collage y gráfico. Actualmente, su dirección está vinculada con el misticismo espiritual de los símbolos arquetípicos que el ser humano desarrolló desde el inicio y son repetidos en diferentes culturas.

Además, los materiales no tienen un límite. Desde cartón, encendedores, papel, pinturas, lapiceras, crayones, café, kétchup y todo lo que sea utilizable para el artista, serán parte de sus obras.

A pesar que la nueva colección no presenta una temática que pude asociar a cada cuadro, el contacto de cada arte está íntimamente ligado a la estructura conceptual que desafía Baldivieso en el arte: la ruptura de lo que espera el observador.

Las obras de Baldivieso reflejan la circunstancia interna y externa del espectador; se trata de un arte en movimiento que es inescrutable ante el otro y entendido enteramente desde el mismo observante.

El artista, rompe el esquema de la pintura y dibujo tradicional hacia la estructura de la idea contemporánea del arte.

“El arte deja de ser un juego, es brindar la posibilidad de dotar al observador cierto orden, cierta filosofía. El arte que creo ahora es auténtico porque no sigo ninguna influencia”, manifestó el artista.