El Transporte exige que se reactiva programa del GNV

Escrito por  JESÚS CARDOZO G./EL PAÍS EN Jul 15, 2017

La Federación del Autotransporte “15 de Abril”, junto a sus sindicatos afiliados, se declaró en estado de emergencia por la incertidumbre en el reinicio del Programa de Conversión a Gas Natural Vehicular (GNV) en todo el departamento a cargo de la Gobernación.

La dirigencia convocó a un ampliado la próxima semana para analizar el tema y no descartan con iniciar movilizaciones.
El secretario ejecutivo de este sector, Damián Castillo, manifestó que hace más de un año el ejecutivo departamental relanzó el programa y se comprometió ejecutar más de  1.180 nuevas conversiones a GNV en todo el departamento para superar los 20 mil vehículos transformados en la región, sin embargo, ese compromiso sigue sin cumplirse hasta la fecha.
El dirigente aseguró que desde hace un año la administración central comenzó a usar los recursos económicos del Fondo Rotatorio en gastos de funcionamiento del personal que está vinculado al programa desde el año 2015, sin haber logrado la transformación de un solo vehículo hasta la fecha en la región.
“No estamos de acuerdo que de los 19 millones de bolivianos que tenemos ahorrados en  Fondo Rotatorio las autoridades estén utilizando para los gastos de funcionamiento de la Unidad del Programa de GVN sin realizar ninguna reconversión”, manifestó. Por su parte, el ejecutivo de la Federación del Transporte Libre, Luís Quiroga, manifestó que también solicitaron a las autoridades departamentales que los aportes recaudados por el uso del GNV, se queden en el departamento. A la fecha, parte de los recursos se lleva la Entidad Ejecutora  de Conversión del rubro, incluso de los vehículos convertidos con los recursos privados. Cada metro cúbico de gas cuesta 1,66 bolivianos en los surtidores. De ese monto se fraccionan los recursos para tres fondos, uno para la Conversión, otro para la Recalificación y el último se trata de la denominada Variable de Ajuste que sirve para mantener el precio del carburante.
Además la dirigencia demanda al Ministerio Público agilizar la situación legal de los motores chinos, con la finalidad de recupera los más de 10 millones de bolivianos que se destinó para la compra de 200 equipos los mismos que se encuentran sin uso por problemas legales.