Informe sobre desastre en Paicho demorará siete días

Escrito por  JESÚS CARDOZO G./EL PAÍS Feb 21, 2017

Las autoridades del Municipio y la Subgobernación del El Puente iniciaron, a través de sus equipos técnicos, la evaluación de los desastres naturales en la zona de Paicho, trabajo que calculan durará por lo menos una semana para cuantificar las pérdidas y el número de familias afectadas en las ocho comunidades por la riada de este pasado domingo.

Esta información la dio a conocer el alcalde, Hugo Girón, quien manifestó que desde este lunes 20 de febrero una comisión de técnicos del Municipio con el apoyo de funcionarios de la Subgobernación evaluarán los daños comunidad por comunidad en la zona de Paicho, mientras esperan la declaratoria de zona desastre por parte del Concejo Municipal.
Este trabajo también se llevará adelante en la zona de Tomayapo, donde la crecida del río también afectó a varias comunidades y familias de ese distrito, sin embrago, los daños no afectaron en gran magnitud como ocurrió en la zona de Paicho, explicó la autoridad de la segunda sección de Méndez.
Entre tanto el subgobernador de El Puente, Bartolomé López, informó que iniciaron gestiones antes las autoridades departamentales y nacionales para canalizar recursos económicos de manera inmediata, con la finalidad de ayudar con vituallas, alimentos, medicamentos y agua a las familias que en algunos casos lo perdieron todo con el desastre natural.
La autoridad provincial instó a la Gobernación y a la propia Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), aprobar una normativa por excepción en estos días para la autorización de uso de recursos económicos para ayudar a los damnificados, mientras se termine con la evaluación y la cuantificación de los daños en la zona afectada.
Por su parte la presidenta de la Comisión de Desarrollo Productivo de la ALDT, Sara Armella, informó que en las próximas horas viajará a la zona para conocer a detalle de la situación de las personas afectadas tanto en la zona de Paicho y Tomayapo, para posteriormente canalizar alguna normativa para  ayudar a las zonas afectadas por los desastres naturales.