Ponen a Morales y empresaria en el ojo de la tormenta

Escrito por  Agencias / Redacción central Feb 05, 2016

Frente a la denuncia que realizó el productor televisivo Carlos Valverde sobre el supuesto trafico de influencias entre el presidente Evo Morales y la empresaria Geraldine Gabriela Zapata Montaño, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana salió al paso y acusó a los EEUU de implementar una campaña de desestabilización en el país.
Valverde, difundió la noche del miércoles en Santa Cruz el contenido de un certificado de nacimiento de un posible hijo de Morales y Zapata, quien además sería funcionaria de una empresa china con varios contratos del Estado por un valor de 3.500 millones de bolivianos.

El ministro de la Presidencia, sin embargo, no desmintió que el hijo registrado sea efectivamente del presidente Evo Morales.

Publicación
El productor también exhibió una separata que aseguró fue publicada en el periódico El Mundo de Santa Cruz en la que Zapata Montaño aparece entre los ejecutivos de la empresa China CAMC Engineering, que logró importantes contratos estatales, como la construcción de la represa de Misicuni, del ingenio azucarero de San Buenaventura, el ferrocarril Bulo Bulo-Montero y la planta de potasio del Salar de Uyuni.
En opinión de Valverde estas responsabilidades asignadas, constituyen el delito de tráfico de influencia, porque Morales la puso en empresas vinculadas con el Estado. “Hay un tremendo delito de tráfico de influencias, cuanto menos, sino hablamos de corrupción absoluta”, dijo en el video que se hizo viral en las redes sociales.
Por su parte, Quintana, calificó como “ataque brutal” de la oposición y del Departamento de Estado de Estados Unidos la información sobre la denuncia del presunto caso de tráfico de influencias.
“Las últimas semanas hemos sido víctimas de un ataque brutal, a través de medios de comunicación y la prensa, cuestionando al Vicepresidente por el hecho de que no tendría libreta de servicio militar, que es absolutamente falso, o que el Presidente haya gastado una fortuna en el corte de pelo o que el Presidente tendría algún hijo no reconocido y que la madre estaría vinculada a una empresa china; mira, ataques de esta naturaleza se están produciendo todos los días con un furor desmedido, no existe escrúpulo, ni ética, ni decoro alguno”, sostuvo Quintana a la multimedia Telesur.
Reiteró que este tipo de campaña proviene y es financiada por los Estados Unidos con fines desestabilizadores, precisamente en un proceso de campaña electoral hacia el 21 de febrero, cuando se decidirá si se reforma o no la Constitución Política del Estado.
Por su parte, la presidente de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo no haber conocido la versión difundida por Valverde e hizo votos para que “no sea parte de este circo montado por la oposición en términos de guerra sucia”, como el tema de las facturas falsas.
Entretanto, el diputado de Unidad Demócrata (UD), Gonzalo Barrientos, anunció que abrirán investigación sobre el supuesto tráfico de influencias y relación de Gabriela Zapata Montaño en su calidad de a gerente comercial en la sucursal boliviana de la empresa china CAMC.
Su colega opositor Tomas Monasterios, aseguró que tomará la acción de fiscalización para poder corroborar la veracidad de la denuncia, si en caso de ser cierta, el Primer Mandatario debe explicar y responder a todos lo bolivianos. Además, adelantó que hará una petición al Ejecutivo para conocer los contratos con empresas chinas.

Círculos empresariales bolivianos expresan sorpresa y disgusto

La denuncia "viralizada" hizo efectos en círculos empresariales de diversas zonas de Bolivia. Las empresas bolivianas fueron desplazadas de las obras públicas más importantes en los últimos años, por lo que el conocerse que este hecho pudo tener como causa las preferencias a empresas extranjeras basadas en relaciones de interés de otro tipo, generó una suerte de indignación.

En octubre de 2015 la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), reveló que más de 4.000 millones de dólares de un total de alrededor de 6.000 millones de dólares de inversión pública cayeron a manos de empresas extranjeras, por lo que propuso "nacionalizar" esa política de Estado.

LEA: Empresas extranjeras se llevaron en dos años $us. 4.000 millones en contratos 

CAMC, la empresa china que ya incumplió varios contratos, sigue en el país y resultó una de las más favorecidas en esa distribución de contratos que, además, desplazó a mano de obra y servicios bolivianos como transporte de agregados y venta de ferretería, entre otros.

Archivo Nacional

« Septiembre 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30