×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 48

Geopolítica de negocios en gas

Escrito por  Jul 10, 2013

Boris Santos Gómez Úzqueda *
Adicionalmente a los planes de exploración y producción que deberían estar contemplados en una Nueva Política Energética boliviana, sustentada en su respectiva ley sectorial, la visión de largo plazo es generar negocios de gas con visión de geopolítica de posicionamiento de Bolivia como espacio de suministro energético regional.

Superar barreras, cambiar la mentalidad y generar espacios de discusión para negocios de futuro pero realizados en el presente. Todo bajo la premisa de que el gas es un energético poderoso.
Amén de generar cambios fiscales (nueva estructura de impuestos y cargas gubernamentales) debe haber una nueva lógica nacional que acompañe a lo que en el mundo global está ocurriendo.
Ello traerá inversión, modernidad ejecutiva, tecnología y definitivamente nuevos hábitos gerenciales en las lógicas de manejo de crisis, liderazgo de compañías y estructuración de proyectos.
 Urge, entonces, que el Cono Sur apueste a una verdadera Carta Energética que establezca parámetros de integración en gas, petróleo, electricidad y negocios compartidos.
 El capítulo de la agregación de valor agregado al gas (o industrialización) se requiere con urgencia un moderno marco legal que permita a Bolivia afrontar los nuevos retos y proyectos específicos de industrialización.
 Éstas son viejas reflexiones pero cada vez más necesarias dado que hasta la fecha no tenemos esa política de estado de largo plazo tantas veces sugerida y reclamada por el sector empresarial y académico nacional.
 Oportunidades en petroquímica del gas, sólo por citar un ejemplo, para Bolivia son gigantes:  no sólo la creciente demanda latinoamericana en plásticos sino en otros derivados en la región hacen de éste mercado altamente competitivo y que debe ser, en algún momento, satisfecho en su demanda por nuevas industrias como, por ejemplo, una industria petroquímica boliviana.
Hablar de gas-química es consecuentemente: hablar de suplir con consumibles a la industria médica, tecnológica, construcción, de alimentos y es pensar en el gigante Brasil como principal mercado “natural” o países asiáticos que en ésta década saldrán a consumir productos gas-químico latinoamericanos.
El horizonte es amplio y con el liderazgo político, ejecutivo y de gerenciamiento adecuado vamos a lograr insertar a Bolivia en esas nuevas tendencias de negocios.
 
* Analista del sector