Filtran archivos secretos de EE.UU. de la guerra en Afganistán

Escrito por  Jul 27, 2010

Unos 92 mil documentos secretos de Estados Unidos sobre la guerra en Afganistán fueron filtrados ayer por varios medios, revelando -entre otras cosas- operaciones encubiertas, el crecimiento de la insurgencia talibán y muertes de civiles de las que nunca se notificó públicamente.

La información militar clasificada fue filtrada a los medios por el sitio web Wikileaks y publicada por el diario estadounidense The New York Times, el británico The Guardian y el semanario alemán Der Spiegel.

De acuerdo con los datos revelados, los servicios de inteligencia de Pakistán -país aliado de EE.UU.- ayudaron secretamente al movimiento talibán en Afganistán, al mismo tiempo que el gobierno en Islamabad recibía más de US$ 1.000 millones anuales de parte de Washington por su ayuda contra los insurgentes.

Los tres medios también describen las acciones de la Task Force 373, una unidad de élite estadounidense especializada en capturar o matar "insurgentes y terroristas de alto valor". También denuncian que la coalición en Afganistán está usando cada vez más las mortales armas Reaper para fulminar objetivos talibanes de manera teledirigida desde una base de Nevada.

 

Víctimas civiles

Los documentos también brindan información sobre víctimas entre los civiles en las operaciones comando.

Según Dpa, la información pone en duda casi todo lo que se dijo hasta ahora sobre la guerra en Afganistán.

"El material echa luz sobre la brutalidad diaria y la miseria de la guerra. Modificará la opinión pública y también la de personas con influencia política y diplomática", dijo a Der Spiegel el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Tras la publicación de los documentos, el gobierno estadounidense condenó la filtración, la que tachó de "irresponsable".

"EE.UU. condena duramente la revelación de información clasificada por parte de individuos y organizaciones, que puede poner en peligro la vida de estadounidenses y de nuestros socios y que amenaza nuestra seguridad nacional", señaló el asesor de Seguridad Nacional James Jones a través de un comunicado.

Jones agregó que Wikileaks "no hizo ningún esfuerzo" por contactar al gobierno en relación a los documentos.

Los documentos divulgados por Wikileaks abarcan el período que va desde enero de 2004 a diciembre de 2009, antes de que el Presidente estadounidense, Barack Obama, anunciara "una nueva estrategia con un sustancial incremento de recursos para Afganistán, y un creciente foco en los bastiones de Al Qaeda y los talibanes en Pakistán", subrayó Jones.

"La filtración irresponsable no impactará en nuestro actual compromiso de profundizar nuestro acuerdo con Afganistán y Pakistán para derrotar a nuestros enemigos comunes y de apoyar las aspiraciones del pueblo afgano y del paquistaní", aclaró el funcionario.