Concluye intercambio de espías entre Rusia y EEUU

Escrito por  Jul 10, 2010

Viena/Agencias.- Rusia y Estados Unidos realizaron ayer el mayor canje de espías desde la Guerra Fría al intercambiar agentes en la pista del aeropuerto de Viena, en un evocador clímax del escándalo de espionaje que había amenazado la recuperación de las relaciones.

Dos aviones -uno ruso y uno estadounidense- se situaron uno al lado del otro durante unos 90 minutos mientras unos vehículos hacían una especie de puente entre ellos. Los agentes se cambiaron de una aeronave a la otra a través de pasarelas cubiertas mientras arreciaba el calor desde el asfalto.

El avión ruso despegó a continuación, seguido por el jet estadounidense, rememorando las operaciones de espionaje de la era soviética a través del "telón de acero" en Europa central.

Altos cargos en Viena, que llegó a ser centro de la intriga a capa y espada que dominó durante la Guerra Fría, mantuvieron un estricto bloqueo informativo.

Pero el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció poco después del despegue que el intercambio de 10 agentes liberados por Washington y cuatro liberados por Moscú había concluido con éxito.

El jet ruso aterrizó en el aeropuerto Domodedovo de Moscú pocas horas más tarde y un coche se detuvo al pie de la puerta de desembarque.

La dramática conclusión del escándalo que concentró la atención de Estados Unidos se produjo después de que altos cargos de inteligencia cerraran el acuerdo bajo instrucciones de los presidentes de ambos países, dispuestos a no descarrilar una serie de importantes avances en las relaciones diplomáticas ruso-estadounidenses.

En el primer paso de un intercambio cuidadosamente organizado, los 10 agentes rusos se declararon culpables el jueves en un tribunal de Nueva York de los cargos en su contra y fueron deportados inmediatamente.

Luego, cerca de la medianoche rusa el presidente Dmitry Medvedev firmó un decreto perdonando a cuatro espías que cumplían condenas en cárceles de Rusia por cargos de haber espiado para Occidente.

El escándalo salió a la luz pública en un momento incómodo para las relaciones entre ambos países, justo después de que el presidente Barack Obama se reuniera el mes pasado en Washington con su colega Dmitry Medvedev en una cumbre amistosa.

Los parlamentos de ambas potencias también están considerando la ratificación de un tratado clave de reducción de armamento nuclear firmado por los presidentes en abril. Mientras que Rusia está contando con el apoyo de Estados Unidos para sus intenciones de ingresar a la Organización Mundial de Comercio (OMC), una cooperación sensible que ninguna parte quiere poner en riesgo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dijo en un comunicado que el canje de espías "da razones para esperar que el curso acordado por los líderes de Rusia y Estados Unidos será aplicado en la práctica de manera consistente y que los intentos para desviar a las partes de este curso no tendrán éxito".

Pero el intercambio en sí -que un sitio ruso de Internet describió con humor como "Rusia 10-Estados Unidos 4"- podría avivar las acusaciones republicanas de que Obama está siendo demasiado blando con Moscú.