Liang Yu: denuncias contra empresas chinas son pocas

Escrito por  La Paz / ANF Feb 17, 2018

El embajador de la República Popular de China en Bolivia, Liang Yu calificó de “escasas” las denuncias en contra de las empresas chinas por maltrato laboral e incumplimiento de las normas bolivianas.

Atribuyó al idioma y a la diferencia cultural como causales de la falta de entendimiento entre empresarios y trabajadores.
“Entonces los casos son escasos, algunas situaciones escasas. Como Gobierno siempre exigimos que todas las empresas obedezcan a las reglas locales y traten bien a los obreros (…). Y a veces creo que por comunicación, dificultad de idioma y diferencia de cultura hay algunos escasos problemas, pero creo que con una comunicación más estrecha y coordinación con las entidades sería posible (superar)”, señaló.
Después de donar $us 100 mil a la Cruz Roja para la atención de víctimas de los desastres naturales, el diplomático dijo que es necesario que los periódicos tengan una visión adecuada y responsable en el manejo de información referida a las denuncias en contra de las empresas chinas. “Esos casos pasan en todas las empresas; incluyendo a otras empresas de otros países y a las locales bolivianas”, dijo.
El diplomático calificó de “exagerados” los términos que se emplean para dar información sobre las denuncias en contra las empresas chinas. Sin embargo no mencionó las reiteradas huelgas de los trabajadores en las obras ejecutadas por empresas chinas, las mismas que se adjudicaron contratos millonarios con el Estado, en muchos casos a invitación directa.
“Con información parcial, no es lo que se lee en los periódicos, a veces son problemas legales muy concretos, muchos dicen que no están ofreciendo ropa para el trabajo, pero según yo sé las empresas prestan esa ropa pero los obreros no quieren usar, a veces las informaciones son parciales y no son justas para las empresas chinas”, manifestó.

Denuncias públicas
El Ministerio de Trabajo judicializó durante el 2017 cuatro denuncias en contra de las empresas chinas, por incumplimiento de normas sociales y laborales, según la directora General del Trabajo, Evelyn Viscarra, quien sin embargo minimizó una agresión en Sinohydro de parte de un jefe chino quien le echó con agua hervida a un obrero. Del incidente dijo que se trató de un hecho aislado entre dos personas.
Según Viscarra, el Ministerio de Trabajo hizo un seguimiento continuo de las denuncias en contra de las empresas chinas, ya que en su criterio se trata de denuncias “mal generadas o mal interpretadas”.
El secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Constructores de Bolivia, Valerio Ayaviri se quejó en contra de las empresas chinas por la permanente vulneración de los derechos laborales de los trabajadores de la construcción y el silencio que guarda la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) en torno a las denuncias.
Ayaviri dijo que incluso se tuvo que conminar a la entidad estatal a dar solución a los problemas que se enfrenta con las empresas chinas.
Entre los casos que fueron públicos figuran maltratos en la china Sinohydro en la carretera Padilla-El Salto, también en contra de las subcontratistas por la CAMC en las obras de la Planta de Litio en el Salar de Uyuni; también se denunció a la china Railway a cargo de la carretera Rurrenabaque –Riberalta, no solo por abusos laborales, sino también por la cacería ilegal de animales silvestres de la Amazonía.
El Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) -que sufre el congelamiento de sus cuentas bancarias- alertó que las empresas chinas en el país cuentan con normativa específica que les permite procedimientos “blandos” para acceder a contrataciones estatales millonarias, la mayoría por invitación directa.
Los créditos financieros provenientes del EximBank de la República Popular de China lejos de ofrecer ventajas condicionan la ejecución de recursos bajo reglas propias.