Nina: El cuidado prenatal previene líos emocionales

Escrito por  GUADALUPE CASTILLO S./ EL PAÍS EN Sep 26, 2017

Está comprobado que la situación emocional de la mujer influye en su cuerpo físicamente, y más aun desde el momento en que decide quedarse embarazada.

Es interesante tener en consideración cuestiones como el estrés o la ansiedad que pueden afectar directamente a la concepción o al desarrollo del feto.
El especialista en psicología clínica prenatal e investigador, Edgar Zenón Nina Ochoa, explica la relevancia de esta disciplina que abarca la prevención, el diagnóstico y la intervención psicológica en mujeres y familias que se encuentran en la etapa preconcepcional, gestacional y postnatal.
Nina es pionero en psicología prenatal en Bolivia, a través de sus investigaciones, afirma que la depresión, ansiedad, el sentimiento de culpa, la tristeza, la angustia y muchas veces el aislamiento de una mujer embarazada, afecta en la vida del nuevo ser. Es así que el 99 por ciento de las reacciones y comportamiento de las personas en la sociedad tienen que ver con su vida prenatal.
“Hoy vemos jóvenes con baja autoestima, los complejos de inferioridad, las conductas asociales, en la generalidad de los casos, por no decir en un 99 por ciento se debe a que aprendieron eso en el vientre”, sostiene. Al indicar que la carencia de comunicación con el hijo desde el vientre puede determinar sus interrelaciones futuras.
El especialista visitó Tarija con la finalidad de coordinar la organización de seminarios y talleres sobre psicología clínica prenatal en los próximos meses.
El País eN (EP): ¿Qué es la psicología clínica prenatal?
Edgar Nina (EN): La psicología clínica prenatal es una disciplina que abarca la prevención, el diagnóstico y la intervención psicológica en mujeres que se encuentran en la etapa gestacional. El objetivo principal de esta especialidad de la psicología es aumentar el bienestar y la salud de la mujer embarazada, del bebé y los familiares, aumentando las capacidades y la autoestima de la mujer.
Es decir que un psicólogo clínico prenatal, lo que hace, es tratar los trastornos psicológicos en la etapa de gestación. Trabajar con mujeres embarazadas que muchas veces entran en depresión, sufren de pánico y obviamente eso afecta al bebé. Lo que le interesa al psicólogo clínico prenatal es precautelar la salud del bebé en el vientre materno.
Hacemos una diferencia entre lo que es psicología de la mujer embarazada y la psicología prenatal. Si bien, tratamos a la psicología de la mujer embarazada, pero no como un elemento central, sino el bebé en el vientre es lo que nos interesa, porque a partir de las aflicciones que tiene una mujer embarazada podemos deducir qué problemas o cómo es el estado emocional del bebé en el vientre materno.

EP: ¿Cuándo y porqué empezó a investigar sobre psicología prenatal
EN: Soy especialista en el tratamiento clínico del ser humano en desarrollo prenatal y realizó investigación en esta especialidad desde el año 1993. Mi motivación es que toda mujer embarazada tenga conocimiento de estos descubrimientos y sobre todo que aprenda a escuchar a su bebé en el vientre para tener una sociedad sana, que sea saludable para la humanidad.

EP: ¿Cuál es el principal problema que enfrentan las mujeres embarazadas?
EN: Usualmente es la depresión, esto se debe a que los embarazos no son planificados y muchas veces la mujer tiene que cortar muchos de sus proyectos al quedar embarazada, ése es el principal problema en nuestro medio. Y, obviamente es un encuentro consigo misma porque el hecho de ser mujer, hasta antes de embarazarse es un discurso, una vez embarazada recién se da cuenta que algo va cambiar, no sólo en su cuerpo.

EP: ¿Cuán importante es que una mujer embarazada pueda cumplir con una terapia prenatal?
EN: La psicología prenatal es una especialidad muy nueva en el mundo. La psicología prenatal y la subespecialidad de la psicología clínica prenatal están cambiando muchas de las teorías y planteamientos de la psicología en general o convencional.
Al ser nueva, muy poca gente la conoce, pero estamos presentes en Bolivia: La Paz, Sucre y ahora Tarija. Poco a poco la especialidad ya se conoce y algunas mujeres embarazadas acceden para llevar una gestación saludable, para que no afecten a su bebé y puedan prevenir problemas emocionales a futuro.
Los problemas de los adolescentes que vemos en la actualidad, por ejemplo, con conflictos por baja autoestima, los complejos de inferioridad, las conductas asociales, en la generalidad de los casos, por no decir en un 99 por ciento tienen que ver con su vida prenatal.
Si la mujer se embarazada siendo muy joven, lo primero que hace es dudar y pensar si lo va tener o no, ésa es la primera actitud de rechazo para con su hijo, y el bebé en el vientre se siente rechazado, obviamente, en un futuro esa persona va activar ese recuerdo.
Por ejemplo cuando esté en el colegio y una muchacha lo rechaza él va reaccionar con eso que ha aprendido en el vientre, va entrar en depresión, no se va aceptar como es y va buscar cualquier pretexto para devaluarse, así tenga el apoyo del padre o la madre y le digan lo mucho que lo quieren, no se va aceptar como es, sino va hacer todo lo posible para devaluarse. Munchas veces estas personas buscan un lugar o grupos donde sean comprendidos, y una pandilla es lo más ideal, un grupo de amigos que promocione ese tipo de valores asociales, que lo disocien de la sociedad desde su modo de vestir o su comportamiento.

EP: Si bien, la psicología prenatal es una especialidad nueva ¿En Bolivia y particularmente en Tarija cuál la percepción de las futuras madres, buscan este servicio?
EN: Estamos en Tarija para difundir esta nueva especialidad y en muchas partes de Bolivia ya se está conociendo es muy nuevo y muy pronto estaremos dictando seminarios en Tarija dirigidos a mujeres gestantes para que conozcan los beneficios de la psicología prenatal.
Los seminarios serán el próximo año, mi visita se debe a eso, para organizar un seminario el 2018 y viendo las condiciones.
A nivel Bolivia, hay mucho interés y lo que estamos haciendo es trabajando para responder a eso. Lo que pasa es que esto recién está entrando a las universidades. Doy charlas en universidad privadas, en las públicas recién se está abriendo esa posibilidad, y la gente está aceptando sin ningún problema, sólo falta promocionarlo más.

EP: En promedio ¿Cuánto cuesta una terapia o sesión?
EN: Hay dos tipos de costos, uno que es para las consultas privadas y dependiendo del caso o dificultad del tratamiento, el costo varía. Tenemos un costo para grupos de madres gestantes que pasan los cursos, que es más asequible y en promedio se cobra 100 bolivianos para una sesión de ocho horas.
¿En qué consiste la sesión? generalmente se da toda la información para que la mujer embarazada puedan llevar adelante una gestación saludable. Es decir, se da toda la información y lo que debería saber toda mujer embarazada, es responsabilidad de ella hacer los ejercicios y recomendaciones.
Pero hay algunos casos donde las mujeres gestantes no aceptan su embarazo, muy dentro de ellas no lo aceptan, así estén con información o preparación. Para esos casos se aplica el tratamiento clínico y privado en consultas, porque en estos casos la madre está activando muchos recuerdos sobre todo de su infancia. Todos esos aspectos repercuten cuando van a ser madre, ahí surgen las preguntas, ¿estará o no preparada? siguiendo consejos de amigas, de familiares, etc., pero muy dentro de ellas no aceptan y eso daña al bebé.

EP: ¿Quiénes son las que más se estresan, las gestantes jóvenes o adultas?
EN: En realidad, cada etapa tiene sus dificultades y esto depende de cada caso particular, pero sobre todo es el problema psicológico. La mujer gestante si es joven, se preocupa por su proyecto de vida, si es adulta muchas veces la realización de sus proyectos, y no aceptan el hecho de tener que prolongar más su realización personal.
Yo noto un problema central en toda mujer, y en particular en Bolivia, y es el hecho de no aceptar el embarazo de corazón, sobre todo en mujeres profesionales. ¿Qué sucede?, pues para ellas un embarazo o tener un hijo, les va dificultar desenvolverse en una sociedad moderna, entonces muchas veces no quieren asumir su papel de madre. Además está el hecho de tener esa responsabilidad, les crea conflicto, y en esta sociedad moderna hay que reconceptualizar el concepto de ser madre.
En Bolivia tenemos un concepto de ser madre de hace 50 años, cuando la madre estaba en casa, cocinando, atendiendo los hijos, pero en la actualidad ese concepto es muy pequeño frente a los retos y a la capacidad que tiene la mujer. Ahora las mujeres son profesionales, emprendedoras ahí se debe repensar el concepto de madre-maternidad y mujer y cómo se incluiría en ella.

EP: ¿En las terapias participa el papá, y en el caso de los seminarios están pensados también para los padres?
EN: Lo ideal es que el varón participe de los seminarios, cursos y terapias, porque hay que tomar en cuenta que los padres también están gestando. Se habla de la familia gestante y el padre embarazado, y su participación es determinante, el padre le da seguridad a la madre y por ende al bebé, pero hemos notado que en una sociedad postmoderna en la que nos encontramos, ha hecho que el padre se aísle un poco, por tanto el embarazo es más responsabilidad de la mujer.
Por eso los cursos están dirigidos específicamente a las mujeres gestantes, porque en los cursos convencionales de estimulación prenatal, siempre se pide la presencia del padre, pero muchas veces no están casados, no tienen tiempo, trabajan, y la mujer tiene que asistir sola a los cursos, y eso es prejuicioso, entonces dejan de ir porque no tienen ese compañero.
La psicología prenatal y la psicología clínica prenatal, ha sido desarrollada pensando en la ausencia del padre. Aunque no es lo ideal, lo ideal sería que el papá también asista, pero en la realidad y un gran porcentaje es solamente la mujer quien vive la reflexión y pocas veces el padre.

EP: Desde el punto de vista de la psicología prenatal ¿Los conflictos sociales que vivieron los bolivianos afectan en el desarrollo personal?
EN: Hice estudios, no formales desde el punto de vista psicológico y sociológico, y planteo de esta forma, en el caso de Bolivia, cuántos conflictos sociales y guerras hemos tenido, por ejemplo: un soldado que fue a la Guerra del Chaco y no vuelve. Se estima que un solo soldado dejó preocupada o hizo llorar entre 11 a 12 mujeres, entre madre, tías, hermanas, abuela, esposa, etc. ¿Qué pasa si una de ellas estaba embarazada? nace ese hijo (a) y es un boliviano que va tener miedo siempre, va desconfiar, va tener conflicto, inseguridad, baja autoestima, y otros efectos que han tenido una guerra en una sociedad.
Creo que para recuperarnos de esos conflictos sociales, necesitamos mínimo 50 años. Me atrevo a decir que el conflicto de la Revolución del 52, el efecto aún se siente, porque recién las generaciones que nacen están sin conflicto y tienen esperanza. En resumen, un ser humano nace y vive para contar cómo fue su vida de nueve meses en el vientre.

EP: Usted ha escrito estos avances en un libro ¿Cómo se explica la importancia de la psicología prenatal?
EN: El primer libro lo he escrito en el año 2010, titula: Psicología Prenatal, Fecundación Conciencia del Nacimiento, se trata del primer libro sobre psicología prenatal en Bolivia. Es un libro muy pequeño, donde se plantea el concepto de la psicología prenatal y cómo debería vivir la mujer su embarazo, su gestación, el nacimiento e incluso desde la concepción.

EP: Ha participado en congresos internacionales sobre psicología prenatal ¿Cuál es su aporte en cuanto a investigación en el tema?
EN: Tengo una investigación titulada: Librando los Trastornos Psicológicos de la Etapa de Gestación, es una investigación que ha sido presentada en un taller en Colombia, en el V Congreso Internacional de Psicología y Educación, donde he demostrado cómo se liberan los traumas de la etapa de gestación, o los trastorno psicológicos de la mujer embarazada a través de la psicología prenatal.
¿Cuál es el resultado de la investigación? siempre se ha pensado que la mujer afecta al bebé en el vientre, en eso todos estamos de acuerdo, pero nunca se ha pensado que el bebé afecta a la madre. En ese concepto se ha tratado y aplicado la psicología prenatal pensando en que la madre tiene que darle pensamientos positivos, hablarle con actitud y mensaje positivo en el vientre y el bebé tendría que estar feliz en el vientre materno, pero ocurre que muchas madres se embarazan avisan a los padres y los padres así tengan toda la formación y estén dispuestos a aceptar, pero muy dentro de ellos no lo aceptan, no esperaban eso y eso siente la hija embarazada, esposa o la gestante soltera y afecta al bebé. Entonces pidámosle a esa mujer embarazada que le hable positivamente a su hijo, difícil no se puede.
Al tener sentimiento de culpa, aparece la depresión, la tristeza, la ansiedad, la angustia, el aislamiento y todo un cuadro clínico. Para salir de este cuadro psicológico he creado una terapia para poder ayudar en esos casos. ¿En qué consiste? en escuchar al bebé y he demostrado en los congresos que la madre cuando escucha a su bebé desaparecen los síntomas, de angustia, depresión, culpa etc.
La madre le pregunta ¿Cómo te sientes bebé? y él responde, cuando termina la sesión la madre no tiene más síntomas de depresión, angustia, se siente fuerte, todo esto ha sido una novedad internacional.
Por estos aportes me han invitado a muchos congresos internacionales para presentar la terapia que he tenido la oportunidad de desarrollar, que es muy diferente a los planteamientos anteriores, en conceptos, metodología, en aplicación y esto es lo que estoy dando a conocer en Bolivia, ahora queremos traer a Tarija.

EP: Su labor es reconocida en la región ¿Cuál es su próxima presentación?
EN: En el mes de octubre del 17 al 21, voy a participar como ponente en el VI Congreso Internacional de Psicología y Educación en Lima, Perú. Represento a Bolivia y en ese congreso estoy presentando: Las Bases Epistemológicas de la Psicología Clínica Prenatal, a través de esta ponencia estoy planteando teóricamente en qué se diferencia la práctica psicológica de la psicología clínica prenatal y la psicología prenatal convencional.

el
PERFIL

Nombre
Edgar Zenón
Nina Ochoa
Profesión
Lic. Psicología
Actividad
Terapeuta Regresionista
Psicólogo Investigador

Terapeuta de la Clínica Pre Vida de Santa Cruz y La Paz, desde 1995 hasta el 2014. Fue Asesor de la Asociación Nacional de Educación Pre y Post Natal de Bolivia (ANEP). Participó de congresos internacionales en Venezuela (2001), San José de Costa Rica (2014- 2016), Colombia (2016) y Perú (2015). Por su aporte e investigación, la Asamblea Legislativa Plurinacional, Cámara de Diputados le confirió la Medalla en el Grado de “Honor al Mérito” el año 2012-2013.

“En el mes de octubre del 17 al 21, voy a participar como ponente en el VI Congreso Internacional de Psicología y Educación en Lima, Perú. En ese evento represento a Bolivia”

“Creo que para recuperarnos de los conflictos sociales, necesitamos como mínimo 50 años. Me atrevo a decir que los efectos del conflicto ocasionado por la Revolución del 52, aún se sienten”