Alrededor de 100 empresas chinas operan en el país

Escrito por  ANF / La Paz Oct 04, 2015

La presencia de empresas chinas en los últimos años se ha multiplicado en Bolivia. Según el embajador de ese país, Wu Yuanshan, llegarían al centenar.

“Casi todas esas empresas han llegado a Bolivia en los últimos 10 o 5 años, antes había pero no muchas, sobre todo con los gobiernos del presidente Morales se está intensificando la cooperación con este país hermano”, indicó la máxima autoridad diplomática china.

Cámara
El pasado mes de junio se creó la Cámara de Empresas Chinas en Bolivia que reúne a 40 afiliadas, aunque la tendencia es a duplicarse por el interés de nuevas firmas interesadas en trabajar en el país.
“Fuera de la Cámara hay más, otras empresas tanto públicas, estatales como privadas”, precisó el embajador y detalló que alcanzarían el centenar.
Según información pública, desde el primer gobierno de Evo Morales se han suscrito al menos 13 contratos de préstamos bancarios de China en favor de Bolivia por un importe total de más de 1.200 millones de dólares. En los próximos años podrían concretarse entre siete y 10 mil millones más, indicó el embajador que también anunció que condonará la deuda de los créditos sin interés concedidos a Bolivia.
Las inversiones se traducen en donaciones, créditos, venta de equipos y armamento. Las más destacadas fueron el satélite Tupac Katari en 2010 por 251 millones de dólares o el préstamo de 405 millones de dólares para la construcción de la factoría de acero en el Mutún en 2014.
Recientemente el embajador anticipó que una empresa china se hará cargo del relanzamiento de la factoría que fue clausurada por insostenibilidad económica. También de la carretera que unirá Rurrenabaque y Riberalta.
Algunas firmas chinas –como China Railway o CAMC– han sido observadas por incumplimiento de contratos. El presidente Morales mostró públicamente el descontento del gobierno con el modo de trabajo de algunas de ellas. “No podemos decir que el presidente se ha quejado. El presidente ha expresado su deseo de que se concreten con mayor eficacia estos proyectos”, manifestó la autoridad diplomática.
Recientemente trabajadores bolivianos que construyen la ferrovía Bulo Bulo-Montero interpusieron una querella a la empresa china CAMC por vulneración de derechos laborales. Los obreros revelaron una serie de abusos cometidos presuntamente por los responsables chinos, como no cobrar el salario mínimo, recibir mala alimentación o ser despedidos sin justificativo, informó el diario El Norte de Santa Cruz.