Obama justifica el ataque de Israel porque ‘tiene derecho a protegerse’ de Hizbulá

Escrito por  May 05, 2013

Washington/Agencias.-
Barack Obama ha justificado el ataque aéreo de Israel contra un envío de sofisticados misiles de Siria al grupo chií libanés Hizbulá. “Israel tiene derecho a protegerse”, ha dicho el presidente de EEUU a la televisión americana en español Telemundo. 

Israel ha dejado claro que está dispuesto a recurrir a la fuerza para impedir que las armas lleguen al grupo chií libanés Hizbulá y parece que su aliado estadounidense le apoya.
“Lo que he dicho en el pasado y que siguen creyendo es que los israelíes tienen razón para evitar la transferencia de armamento avanzado a las organizaciones terroristas como Hezbollah. Nos coordinamos estrechamente con los israelíes reconocen que están muy cerca de Siria, que son muy cerca de Líbano “, dijo.
El gobierno de Obama está tratando de determinar si Siria usó armas químicas contra su propio pueblo para aplastar una rebelión.
El pasado viernes Obama dijo que no preveía el envío de tropas estadounidenses a Siria, pero explicó que se barajan una serie de opciones.
Funcionarios estadounidenses han salido en defensa de Israel y han confirmado que el ataque aéreo contra territorio sirio tenía como objetivo destruir un envío desde Irán de misiles y con destino al grupo islamista Hizbulá.
Los funcionarios estadounidenses, que solicitaron mantener el anonimato, señalaron que habían registrado numerosos vuelos por parte de aviones israelíes sobre el espacio aéreo libanés en la noche del jueves al viernes pasado.
El embajador israelí en Estados Unidos, Michael Oren, aseguró la pasada semana en una entrevista a la cadena de MSNBC que Tel Aviv “no permanecerá pasivo si Bachar al Asad intenta transferir armas químicas a Hizbulá”.
Los funcionarios estadounidenses descartaron que el ataque del jueves tuviese como objetivo un centro de almacenamiento de armas químicas y precisaron que los misiles destruidos serían Fateh-110s.
EEUU estudia bombardeos selectivos contra el Ejército sirio
Mientras, formalmente, se procede a la comprobación de datos sobre el uso de armas químicas en Siria, la Administración norteamericana sopesa una respuesta militar que, según ha anticipado el propio presidente Barack Obama, no incluye la presencia de tropas sobre el terreno, pero que podría traducirse en bombardeos selectivos para tratar de debilitar al Ejército de Bachir al Asad.
La declaración de Obama en San José de Costa Rica, en la que prácticamente descarta el envío de tropas, es, al mismo tiempo, la confirmación de que se están barajando otras opciones militares menos arriesgadas.
Sobre el papel todas lo son, puesto que Siria, por su situación geográfica y por su influencia en Oriente Próximo, es un escenario muy comprometido en el que cualquier acción militar puede degenerar en un conflicto regional. Pero el envío de tropas supondría la repetición del modelo aplicado en Irak y Afganistán, criticado por Obama y donde la intervención norteamericana terminó en sonoros fracasos.
Obama dijo que, en su calidad de comandante en jefe de las fuerzas armadas de su país, no puede permitirse descartar nunca ninguna opción, pero insistió en que la posibilidad del uso de tropas es muy remota y que no es esa la solución que busca para hacer frente a la amenaza por parte del régimen sirio de una utilización masiva de su arsenal químico.
El presidente norteamericano sostiene desde hace días que, aunque los servicios de inteligencia han confirmado el uso de armas químicas por parte del régimen, son necesarias nuevas comprobaciones para certificar cuándo y cómo fueran utilizadas. Entre otras actuaciones en diferentes frentes diplomáticos, Obama ha asegurado que intenta que la ONU pueda proceder a esa certificación.