UE activa músculo militar con nuevo plan de defensa

Escrito por  BRUSELAS / Reuters Jun 23, 2017

Líderes de la Unión Europea lanzaron el jueves su más ambicioso plan de defensa en décadas acordando un multimillonario fondo para armamento, compartiendo financiamiento para grupos de combate, y permitiendo una coalición para llevar a cabo más misiones en el exterior.

La iniciativa surge en momentos en que tensiones con el Gobierno ruso y un giro hacia adentro de Estados Unidos han empujado a los gobiernos europeos a enfrentarse con años de divisiones respecto a la cooperación militar.
El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, que empujó la idea de un sistema de defensa común para Europa durante su campaña, consideró que se trataba de un paso “histórico” y dijo que los líderes del bloque estaban haciendo frente a los desafíos de seguridad en Europa.
“Las conclusiones que fueron adoptadas hace unos momentos en defensa están a la altura de los retos. Debemos considerar el carácter histórico de esto”, dijo Macron en rueda de prensa durante una cumbre de la UE.
Modestas en relación a los estándares estadounidenses, las medidas podrían sin embargo revitalizar la ineficiente industria de defensa europea, permitir que Estados Unidos destine más misiones de paz a sitios de conflictos y enviar un mensaje al presidente Donald Trump de que el bloque quiere pagar por su propia seguridad.
Aunque la declaración de los líderes europeos no detalló el tamaño del fondo de defensa, la Comisión Europea ha dicho que podría adelantar al menos 1.500 millones de euros (1.690 millones de dólares) al año desde el presupuesto del bloque para investigación y compra de bienes.
El fondo ayudaría a desarrollar y pagar helicópteros, drones y una serie de armas.
El fondo podría generar unos 5.500 millones de euros al año después de 2020 si suficientes gobiernos hacen aportes, dijeron funcionarios de la UE, subrayando que los gobiernos nacionales serán dueños de todos los equipamientos.

Sanciones contra Rusia
 El Consejo Europeo acordó hoy extender por seis meses las sanciones económicas contra Rusia, bajo el argumento de que Moscú incumplió el acuerdo de Minsk, vinculado a la situación en Ucrania.
La decisión fue dada a conocer por el presidente de la institución, Donald Tusk, luego de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) examinaran el tema en una reunión cumbre con sede en esta capital.
Introducidas en julio de 2014, las represalias de la UE contra la Federación de Rusia fueron concebidas inicialmente para un período de un año, pero el bloque ha optado por su ampliación y renovación periódica.
Las medidas punitivas están centradas en los sectores de las finanzas, la energía y la defensa, así como en el ámbito de los productos de doble uso, civil y militar.
Además, los ministros de Relaciones Exteriores acordaron este jueves prolongar hasta junio de 2018 otras sanciones específicas que restringen el comercio y las inversiones en Crimea y Sebastopol.
La retórica occidental antirrusa y las críticas a Moscú por la reunificación de Crimea constituyen una constante en los últimos años, aunque hay señales de preocupación dentro de la UE, pues las medidas perjudican actividades empresariales dentro de Europa.

Dañan las relaciones con EEUU
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo el jueves a su par estadounidense, Rex Tillerson, que las nuevas sanciones impuestas por Washington a Moscú dañarían las relaciones entre ambos países, informó la cancillería rusa.
“Acciones de este tipo ponen en grave peligro toda la esfera de relaciones ruso-estadounidenses”, dijo Lavrov a Tillerson durante una comunicación telefónica, según lo citó el ministerio en Moscú.
Lavrov agregó que Rusia todavía espera una respuesta de Estados Unidos a propuestas previas para mejorar los lazos diplomáticos bilaterales.
Por otra parte, el ministro ruso señaló que recientes acciones estadounidenses en Siria violaban la soberanía del país de Oriente Medio.