Investigaran al presidente Santos por caso Odebrecht

Escrito por  BOGOTÁ / Agencias Feb 09, 2017

Un tribunal electoral investigará las acusaciones de que la campaña política del presidente Juan Manuel Santos habría recibido en 2014 un millón de dólares de la constructora brasileña Odebrecht a través de un ex congresista acusado de corrupción, dijo el miércoles el fiscal general.

Una parte de 4,6 millones de dólares supuestamente pagados por Odebrecht al ex senador Otto Bula podrían haber terminado en la campaña de reelección de Santos, afirmó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.
“La prueba de la entrega física del dinero no la tiene la Fiscalía General. El señor Otto Bula ha dado circunstancias de modo, tiempo y lugar de cómo lo habría entregado, (y) será el Consejo Nacional Electoral el que haga las averiguaciones respectivas. Él no vincula para nada al señor presidente”, explicó Martínez en una conferencia de prensa.
El gerente de la campaña del presidente Santos, Roberto Prieto, negó la acusación de Bula y el secretario de transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, calificó las acusaciones de falsas.
Bula, arrestado por la fiscalía el mes pasado por cargos de soborno y enriquecimiento ilícito, está acusado de recibir 4,6 millones de dólares de Odebrecht para favorecerla en un contrato para construir una carretera. Un ex viceministro de Transporte también fue arrestado acusado de recibir un soborno de 6,5 millones de dólares de la firma brasileña.
La campaña del rival de Santos en las pasadas elecciones, Óscar Iván Zuluaga, también está siendo investigada por recibir dinero de Odebrecht. Zuluaga, quien perdió frente a Santos, fue el candidato del derechista Centro Democrático, el partido del ex presidente Álvaro Uribe.
En diciembre, la constructora se declaró culpable en una corte de Estados Unidos de violar normas contra sobornos. Eso fue el resultado de una investigación en Brasil sobre una extensa red de corrupción que entre 2001 y 2016 habría pagado unos 439 millones de dólares a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes en varios países de América Latina.

Ex presidente peruano
La Fiscalía de Perú solicitó 18 meses de prisión preventiva contra el expresidente Alejandro Toledo por su implicación en el caso de corrupción de Odebrecht, indicaron hoy medios locales.
El juez Richard Concepción tendrá en sus manos mañana la suerte de Toledo, quien es investigado por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos, de acuerdo con el diario El Comercio.
Según las pesquisas, el exmandatario recibió una coima de 20 millones de dólares por favorecer a la empresa brasileña con la licitación de los tramos dos y tres de la carretera Interoceánica Sur.
De ordenarse su arresto en el juicio de mañana jueves, el exjefe de Estado figurará en la lista de los más buscados del Programa de Recompensas del Ministerio del Interior, afirmó el viceministro de esa cartera, Rubén Vargas.
Paolo Aldea, abogado de la defensa, aseveró que en su estrategia legal evalúa varias opciones, entre las que resalta el pedido de prescripción por el presunto delito de tráfico de influencias.
Aun así, expertos en derecho penal coincidieron, en diálogo con El Comercio, en que las medidas aplicables durante el proceso dependerán de dónde decida residir Toledo, quien se encuentra en Estados Unidos.
Según los especialistas en caso de que se dicte prisión preventiva y el expresidente decida permanecer en aquel país una potencial extradición estaría al alcance de la justicia peruana.
Asimsimo rememoraron que esta no es la primera acusación que pesa contra el líder de Perú Posible y argumentaron que el asunto Odebrecht cierra el círculo que abrió el Caso Ecoteva en el 2013.
En aquel momento, el Ministerio Público acusó a Alejandro Toledo y varios de sus allegados por el delito de lavado de activos, debido a compras inmobiliarias con dinero que proveyeron presuntos actos de corrupción.