Viola y embaraza a su vecina con síndrome de Down

Escrito por  NEUQUEN/ CRONICA Dic 02, 2015

En Neuquén hay conmoción por el abuso sexual de un hombre de 70 años a una chica con problemas madurativos. “Le pregunté qué pasó y me contestó, ‘fue el vecino mamá’”, contó su progenitora. La joven de 24 debería abortar por consejos médicos. Los habitantes del barrio de Cordón Colón intentaron linchar al violador y quemaron su casa.
Fuerte conmoción por reiterados abusos a una joven con síndrome de Down en Neuquén. “No puedo creer lo que le hizo este tipo. Ahora empiezo a entender por qué le regalaba tanta ropa”, dijo María, su mamá, desconcertada.
La joven de 24 años está embarazada de tres meses y los vecinos de Cordón Colón intentaron linchar al violador, un hombre de 70 años, que vivía enfrente de la casa de la víctima.
Todo salió a la luz cuando María sospechó que a su hija le pasaba algo, porque la notaba “más panzona”, pero jamas imaginó que un vecino abusaba de ella. Luego, la joven fue llevada al médico por un chequeo y allí le dieron la noticia del embarazo. “Me quedé sin palabras”, recordó la mujer y luego relató el diálogo con su hija: “Le pregunté ¿qué pasó?”, y ella contestó “fue el vecino, mamá”. “Lo único que no sé, es en qué momento abusó de ella, porque yo estoy todo el día cuidando a mi hija”, contó conmovida María.
Sospechas
La familia cree que la llamaba de noche y aprovechaba para que nadie los viera. “Ella me dijo que él le hacía señas desde la ventana de su casa para que fuera. También me contó que la encerraba en la pieza con llave, la desvestía y la violaba”, relató María y agregó: “Después le decía que no dijera nada, porque si no iba a matarme a mí y a nuestra familia”.
Sobre la situación de su hija, María contó: “Tiene muchos dolores y sigue descompuesta. Ella tiene problemas de crecimiento, está medicada y creemos que va a tener que interrumpir el embarazo”, originado en los reiterados abusos sexuales.
Respecto de la investigación, avanzarían con el análisis de ADN, mientras que el acusado se encuentra en prisión domiciliaria.

Linchamiento
La casa del acusado fue incendiada por los vecinos y una de sus hijas se encargó de venderla, al parecer en menos de 20.000 pesos. Antes de quemar la vivienda, según contó una vecina, se robaron “el lavarropas, la heladera, los placares, los zapatos que le habían dejado para arreglar y su ropa”.
Al momento las investigaciones con respecto al caso continúan, siendo investigadas por la policía, quienes en coordinación con el fiscal de turno siguen en curso las indagaciones tanto a la víctima como el agresor