Hombre entrega a su ex enamorada para que la violen

Escrito por  SANTIAGO DE MONTE QUEMADO/ CRONICA Nov 17, 2015

Seis jóvenes serán indagados por el juez José Luis Torrelio, entre ellos el hijo de un comisario, acusados de emboscar, golpear y ultrajar sexualmente a una adolescente en Monte Quemado,

provincia de Santiago del Estero.
Entre las muchas hipótesis con las que el magistrado reconstruye esa noche de horror, hoy prevalece la de una posible “entrega” de un hombre ligado afectivamente a la víctima.
La víctima tiene 18 años. Trascendió que mientras caminaba por las avenidas 9 de Julio y 25 de Mayo, fue interceptada por el hijo de un comisario inspector que presta funciones en “Monte”, y sus amigos.
Amenazada con un cuchillo, la jovencita fue reducida y conducida a las vías del ferrocarril, distante de la zona urbana. Mientras unos tapaban la boca a la menor, otro le colocaba el cuchillo en el cuello y los restantes la abusaban sexualmente. Así, la odisea se habría extendido por casi una hora; cuando el sexteto sació sus bajos instintos, liberó a la muchacha y ésta corrió hasta su casa. Sus padres formalizaron la denuncia y al día siguiente arrancó la redada policial, casa por casa.
En el entorno judicial se deslizó que en las primeras horas uno de los detenidos culpó a otro; y, en el medio, filtró el nombre de un hombre que estuvo ligado afectivamente a la víctima. Según esa versión, la menor habría sido entegada en venganza por un desamor, o final traumático, según indica el sitio elliberal.com.ar.
Cada versión, perfectamente documentada, acaba de ser enviada al juez desde la policía.
Y ahora, Torrelio se apresta a indagar al sexteto, se supo anoche. Por ahora, los delitos enrostrados serían “abuso sexual con acceso carnal”; “lesiones” y “amenazas”.

Otro caso
Un joven fue asesinado de un balazo cuando salió en defensa de su hermana, que era golpeada por su pareja, en la localidad de Yerba Buena, en el límite oeste con la capital tucumana, informaron fuentes policiales.
El asesinado fue identificado por la policía como José Franco Mamaní, un jornalero de 27 años, que salió a defender a su hermana, Alicia Mamaní, quien dijo ser víctima de violencia de género desde hacía tiempo.
Al enterarse que su hermana había sido otra vez golpeada, Mamaní salió a buscar a su cuñado, apodado “El gordo valor”, con quien comenzó a discutir.Según indicaron las fuentes, en medio de la pelea, el cuñado de Mamaní sacó un arma y disparó contra el joven, quien murió a raíz de la herida sufrida.  
El crimen fue cometido en una casa del barrio Nicolás Avellaneda III, en Yerba Buena, ciudad ubicada en el límite oeste con la capital tucumana