Una adolescente logra escapar de un lenocinio clandestino

Escrito por  WARNES/ AGENCIAS Oct 26, 2015

Una muchacha de 17 años escapó saltando la barda de una casa que funcionaba como un lenocinio clandestino.
El hecho sucedió en horas de la madrugada del sábado después que la adolescente acudiera a la Policía para denunciar y pedir ayuda y garantías.

El jefe de la Policía de Warnes, Freddy Meneses, dio cuenta que iniciadas las investigaciones se pudo establecer que la muchacha llegó de Yapacaní para buscar trabajo. Recibió la oferta de una mujer para que atienda una rocola, pero se llevó la gran sorpresa que en la casa funcionaba un prostíbulo.
La víctima en sus declaraciones a la Policía y autoridades de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia reveló que cuando llegó al local pensaba que le darían la misión de atender el negocio de rocola. Sin embargo, vio a varios hombres y otras muchachas en el local. Dentro pudo comprobar que no había ningún equipo musical o mesas para atender a la gente, como suelen funcionar los negocios.
Sin embargo, la dueña la obligó para que mantenga relaciones sexuales con hombres. “Yo no aguanté y me resistí y finalmente me di modos para escapar saltando la barda por la parte de atrás”, dijo.
La Policía procedió a la aprehensión de la propietaria del local clandestino y será imputada por la Fiscalía por delito de trata y explotación sexual.
La mujer será presentada ante un juez cautelar, mientras que la Policía y la Fiscalía esperan que todas las personas que se sientan afectadas y reconozcan a la dueña deben acudir para formular denuncia en procura de esclarecer muchos casos.
La Defensoría de la Niñez brinda protección y atención sicológica profesional a la adolescente que en busca de trabajo encontró a personas para introducirla en el mundo de la explotación sexual.

Hay muchas víctimas
El jefe de la Policía de Warnes, Freddy Meneses, informó de que tras las primeras investigaciones se descubrió que otras adolescentes ya fueron víctimas del engaño con el mismo método.