Una mujer logra escapar cuando era raptada en un auto

Escrito por  IGOR GUZMÁN / EL PAÍS EN Jul 13, 2015

Con rasmillones en pierna, cara y brazos resultó en la madrugada del domingo una joven de 25 años de edad luego de que escapara de unos sospechosos que la llevaban raptada en un vehículo con las presuntas intenciones de robarle y violarla sexualmente, lo que no pudieron concretar porque la mujer logró saltar del auto a la altura del campus Juan Misael Saracho y luego escapó hasta conseguir ayuda y ser trasladada al hospital regional San Juan de Dios.

Un policía de turno de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) informó, de manera preliminar, que a las 00.10 del domingo se suscitó un caso en el que una mujer se encontraba herida por inmediaciones del campus. “Se ha conocido que una mujer ha sido auxiliada en un vehículo al hospital, de donde luego ha sido dada de alta”, dijo.
El oficial agregó que la mujer relató que había ingerido bebidas alcohólicas en una fiesta a la que había asistido el sábado,  de la que salió alrededor de la medianoche y no recuerda dónde abordó un taxi hasta que despertó y se vio junto a tres hombres dentro del vehículo.
Cuando se da cuenta que los ocupantes del motorizado eran desconocidos para ella y que, presuntamente, tenían intenciones de robarla y violarla, ella logra abrir la puerta trasera y salta.
Tras correr unos metros, ella observa que los sujetos continúan su marcha sin detener el vehículo, por lo que luego se da cuenta que le habían robado su celular y el dinero que tenía en su cartera, entonces hace parar otro taxi, en el que va hasta la casa de su novio, quien la lleva al hospital.
Los médicos le diagnostican policontusiones y luego de realizarle las curaciones respectivas le dan de alta y el caso es dado a conocer a la Policía.

Control
Un policía dijo estar preocupado y solicitó a las autoridades respectivas que ejerzan más controles en las trancas de salida de la ciudad, puesto que mencionó que han conocido que algunos malvivientes se acercan a lugares donde saben que hay fiestas para luego esperar la salida de mujeres vulnerables, a quienes trasladan a comunidades como La Ventolera, Santa Ana, Concepción, San Andrés, Rancho Norte o Rancho Sur, donde además de robarles las violan. “Se debe activar los controles en las trancas, poniéndose y habilitándose trancas, ya que hay conductores ebrios que circulan por la carretera, además se llevan a chicas a zonas alejadas, a veces también hay conductores que quieren atropellar a policías, como en la tranca hacia El Valle”, mencionó.

LEY 348, LEY INTEGRAL PARA GARANTIZAR A
LAS MUJERES UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

ARTÍCULO 83. (MODIFICACIONES AL CÓDIGO PENAL). Se modifican los Artículos 246, 254, 256, 267 bis, 270, 271, 272, 308, 308 bis, 310, 312 y 313 del Código Penal, los cuales quedarán redactados con el siguiente texto:
“Artículo 271. (LESIONES GRAVES Y LEVES). Se sancionará con privación de libertad de tres (3) a seis (6) años, a quien de cualquier modo ocasione a otra persona un daño físico o psicológico, no comprendido en los casos del Artículo anterior, del cual derive incapacidad para el trabajo de quince (15) hasta noventa (90) días.
Si la incapacidad fuere hasta de catorce (14) días, se impondrá al autor sanción de trabajos comunitarios de uno (1) a tres (3) años y cumplimiento de instrucciones que la jueza o el juez determine.
Cuando la víctima sea una niña, niño o adolescente la pena será agravada en dos tercios tanto en el mínimo como en el máximo.
Artículo 312. (ABUSO SEXUAL). Cuando en las mismas circunstancias y por los medios señalados en los Artículos 308 y 308 bis se realizaran actos sexuales no constitutivos de penetración o acceso carnal, la pena será de seis (6) a diez (10) años de privación de libertad. Se aplicarán las agravantes previstas en el Artículo 310, y si la víctima es niña, niño o adolescente la pena privativa de libertad será de diez (10) a quince (15) años.
Artículo 313. (RAPTO). Quien con fines lascivos y mediante violencia, amenazas graves o engaños, substrajere o retuviere a una persona, será sancionada con privación de libertad de cuatro (4) a ocho (8) años. La pena será agravada en un tercio tanto en el mínimo como en el máximo, cuando la víctima sea niña, niño o adolescente”.