Feria de Santa Anita de Tarija perdió la esencia artesanal

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Ago 04, 2017

Juguetes de plástico, gafas, almohadas, binchas para cabello, artículos de belleza y demás productos chinos, que nada tienen que ver con la artesanía, se ofrecen en la feria de Santa Anita que actualmente se desarrolla en el campo del barrio El Constructor.

Es así que muchos consideran que poco a poco la tradicional feria va perdiendo su esencia.
El País eN hizo un recorrido por el campo ferial y constató que una mínima cantidad de expositores son los que realmente ofrecen productos artesanales en su totalidad, la mayoría tienen artículos de otra naturaleza o si ofrecen productos en miniatura éstos son de plástico.
Son contados los oferentes que realizan el típico juego de la “suerte” en el que los premios son alcancías de yeso, porque ahora la modernidad invadió la tradición chapaca, pues se observan almohadillas con los emoticones de Whats App, sin contar que el precio de éstos no baja de 10 bolivianos. Además de ello, el desorden prima en la zona ya que en un mismo pabellón se establecieron vendedores de todo tipo de rubros, desde artesanos hasta vendedores de pollo.
De igual manera, el transporte contribuye al desorden ya que al haber crecido la población en este último tiempo, el estacionamiento rebasó y los vehículos son estacionados en cualquier lugar donde hay espacio.
Gobierno Municipal
La secretaria de Desarrollo Productivo del Gobierno Municipal de Cercado, Roxana Romero, informó que la instancia que preside elaboró un reglamento para establecer los parámetros bajo los cuales se desarrollará la feria, y esa normativa fue socializada con los artesanos y gremiales. Es decir, éstos conocen perfectamente qué se debe vender y qué no.
En caso de incumplimiento, la Policía Boliviana y la Intendencia Municipal emitirían las notificaciones respectivas. “Una de las razones principales de realizar este reglamento era  fortalecer a la Santa Anita como un espacio de venta de miniaturas para que no se pierda la esencia, identidad y tradición de la Santa Anita”, dijo.
Agregó que el reglamento señala de forma clara que si se ofrecen productos que no están ligados con la temática de Santa Anita, éstos debían ser levantados de forma inmediata.
Al respecto, el intendente municipal, Nelson Ruiz, indicó que junto a la Guardia Municipal realizan los recorridos diariamente al campo. Refirió que los mismos artesanos mostraron su preocupación por la venta de productos chinos o de otra índole. En ese marco, además de las notificaciones, se firmará un acta en el que se dejará establecido qué comerciantes no cumplieron la reglamentación y por lo tanto el próximo año estarán restringidos de ocupar un puesto en la feria.
“Esta acta va a permitir que nosotros identifiquemos cuáles son las personas que no están cumpliendo con esto. Si para el año no cambian para que todo lo que venda sea artesanal no se le va a dar de nuevo un puesto de venta. Vamos a ponerlos en una lista donde estén observados para la próxima gestión, ese es el compromiso que tenemos como Gobierno Municipal para que para el año no tengamos estos inconvenientes”, sostuvo.
Ruiz reconoció que hay personas que ofrecen productos que son de plástico pero se escudan al decir que son “pequeños” o en miniatura, pero esa no es la esencia de la tradición de Santa Anita. Puntualizó que quienes más infringen la norma son los gremiales que no están afiliados a una organización.

Historia de la tradición de Santa Anita de Tarija

Cuentan los abuelos que la fiesta de Santa Anita inició el 14 de mayo de 1884. Las hermanas de Santa Ana iniciaron sus labores de enseñanza y formación cristiana a 40 niñas. Con el objeto de realzar y conmemorar el primer año de creación del flamante colegio, se instalaron los primeros stands en el que se expendían masitas, confites, muñecas, ropas de muñecas, etc. Esa actividad se efectuaba a fin de confraternizar entre las estudiantes y lograr un mayor acercamiento entre ellas.