Ministerio: el bajo precio del gas afectó la renta petrolera

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Ago 03, 2016

El Gobierno Nacional y la Gobernación mantienen el cruce de cifras en torno a los recursos que maneja el departamento por concepto de renta petrolera e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). 

Mientras la Secretaría de Hacienda dice menos, el Ministerio de Economía y Finanzas dice más. No  hay cifras claras, lo que sugiere la necesidad de un careo entre ambas instancias del Gobierno.
Lo que si queda claro, y así lo admite el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, es que el bajo precio de gas de exportación sí afectó negativamente a los ingresos del departamento de Tarija.
El secretario de Hacienda, Sergio Nieva, el lunes 1 de agosto, mostró cifras que develaban cómo han ido bajando los ingresos por renta petrolera. Explicó que en el año 2014, en julio, se recibieron 169 millones de bolivianos, en 2015 fueron 129 millones mientras que en 2016 han sido 22, de los que solo 12 llegan a la Administración Central y el resto se va al Chaco. “A pesar de estas cifras tan reales, sale el Ministro de Economía copando todos los medios de Tarija diciendo que en la Gobernación no hay crisis económica y que se hizo los desembolsos correspondientes al departamento de Tarija”.
Nieva anticipó el colapso, pues con los 12 millones ni siquiera alcanza para pagar los gastos de funcionamiento de este mes. “Lo que necesitamos son 20 millones de bolivianos”.
El Ministerio de Hidrocarburos admite que hay menos regalías, pero indica que es por el precio internacional del gas. La Unidad de Cálculo de Regalías del Viceministerio de Exploración y Explotación, mediante un boletín, informó que “el Gobierno cumple normalmente con el pago de regalías al departamento de Tarija, tal cual establece la normativa vigente”.
El pago mensual por este concepto se realiza hasta el día 90 de finalizado el mes de producción, en base al último Informe de Liquidación de Regalías y Participación al Tesoro General de la Nación (TGN), emitido oficialmente por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía. Una vez publicados los informes de pago de regalías, YPFB realiza las conciliaciones correspondientes, que pueden dar como resultado un saldo a favor o en contra de los beneficiarios, mismo que deberá ser considerado en el siguiente pago a realizarse.
En el periodo comprendido entre enero y mayo del 2016 se pagó al departamento de Tarija un monto de $us 118,7 millones, cuando sólo correspondía un monto de $us 99,18 millones. Es decir que se pagó $us 19, 52 millones demás.
Mientras que en el periodo comprendido entre junio y julio de 2016 se pagó al departamento $us 12,6 millones; sin embargo, según el boletín, correspondía pagar $us 31,8 millones. Pero se debitó los 19,52 millones que se pagó demás de enero a mayo.
“Si hablamos de todo el periodo entre enero y julio de 2016, lo efectivamente pagado es $us 131,28 millones, monto similar a lo que les corresponde”, indica la nota.
En el boletín, el Ministerio vuelve a reiterar que el 9 de junio se convocó a las gobernaciones de los departamentos beneficiarios de las regalías hidrocarburíferas a una reunión informativa y de coordinación que se desarrolló en la ciudad de Santa Cruz; no obstante, la Gobernación de Tarija no se hizo presente.
“Como consecuencia a la caída abrupta del WTI, también bajaron los precios de gas de exportación tanto para Brasil, como para Argentina, en virtud de que el precio del gas está indexado al precio internacional de crudo y, en consecuencia, se afectó negativamente a las regalías de los departamentos productores”.

Debate  para  contrastar las cifras

Es evidente la necesidad de un “careo” entre la Secretaría de Hacienda y el Ministerio de Economía y Finanzas que deje en claro los recursos que hay, si los hay, en caja en banco y los ingresos por renta petrolera. Cifras que dejen en claro si hay crisis económica en la Gobernación.
El País eN, mediante las unidades de comunicación, invitó al ministro de Economía, Luis Arce Catacora, y al secretario de Hacienda, Sergio Nieva, a un debate abierto para contrastar números.  Con la finalidad de dar datos reales a los tarijeños y poner fin a una pelea mediática.
Hasta el momento, la Gobernación aceptó la invitación, pero aún falta conocer la respuesta del Ministerio de Economía y Finanzas. De aceptarse el encuentro, la cita será el 8 de agosto.