Falta de recursos paraliza proyecto de cadena de frío

Escrito por  YENNY ESCALANTE/EL PAÍS EN Abr 11, 2016

Las cámaras de frío se constituyen como un mecanismo fundamental para Uriondo, pues una vez concluidos podrán mantener los productos frescos y a una temperatura controlada para que puedan durar por más tiempo. Es así que se pensó este proyecto, con el fin de coadyuvar a los productores de uva de la región.

Sin embargo, debido a la falta de transferencia de recursos de la Gobernación para el municipio de Uriondo, este cometido se ve coartado.
El alcalde de Uriondo, Álvaro Ruiz refirió que el proyecto de implementación de la cadena de frío de este municipio consta de tres cámaras con un costo económico de 19.195.804 bolivianos. De esta obra concurrente, la Gobernación tiene la obligación de aportar el 95 por ciento, es decir 17.914.843, de los cuales tan sólo transfirió 3.031.357 bolivianos y aún queda 14.883.486 bolivianos, razón por la cual, la obra está paralizada.
Las cámaras están ubicadas en las comunidades de Ancón Chico, La Higuera y La Choza, tienen un avance del 60 por ciento que es respecto a la infraestructura, misma que está terminada totalmente. No obstante, falta lo fundamental, el equipamiento, que corresponde al 40 por ciento del total del presupuesto.
Ruiz dijo que es necesario que esta transferencia económica se haga a la brevedad posible, puesto que el costo del equipamiento puede incrementar y ello significaría aumentar el presupuesto. “Si la Gobernación nos hubiera transferido los recursos, este año ya podríamos entregar este proyecto. Los productores ya hubieran sido beneficiados con esto”, agregó.

Características
Cada cámara de frío tiene capacidad para 8 mil cajas y cuando estén concluidas se establecerá una reglamentación para su uso, pero se priorizará a los productores de la región puesto que se busca su beneficio. También se pensó que posteriormente puedan ser utilizadas para otros productos, los plantines por ejemplo.
“El beneficio para el productor es mucho mayor, por ejemplo, en época de uva la caja está entre 120 a 140 bolivianos, pero en mayo o junio la caja cuesta 250 bolivianos, pero la llevan de aquí los comercializadores. Es decir que en tres o cuatro meses más duplica el ingreso del productor”, aclaró.

Otras obras paralizadas
Además de la implementación de la cadena de frío, siete obras más están paralizadas debido a la falta de transferencia económica. La construcción del matadero municipal, atajados para cosechar agua, 12 tinglados para Unidades Educativas (U.E.), refacción y remodelación de 34 U.E., el museo del puente metálico, la Pinacoteca del Valle y la ampliación y mejoramiento de 8 U.E, sin embargo, ésta última está paralizada por un tema legal administrativo con la empresa ejecutora.
El País eN intentó en reiteradas ocasiones comunicarse con los secretarios de la Gobernación, para conocer cuándo se hará la transferencia restante, sin embargo, no se pudo establecer comunicación.