Vaticinan que crisis económica se acentuará en el mes de abril

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/ EL PAÍS EN Feb 10, 2016

La crisis económica en el departamento, generada a raíz de la baja del precio del barril de petróleo ya se siente debido al bajón de recursos en Tarija en cuanto al Impuesto Directo a los Hidrocarburos; sin embargo, autoridades y entendidos en la materia vaticinan que a partir de abril se sentirá más la disminución de recursos, lo que repercutirá en la falta de circulante.

El presidente del Concejo Municipal de Tarija, Alfonso Lema, trabajó un análisis comparativo de la disminución paulatina de los recursos que recibe el departamento desde el año 2014, y mostró que en el 2014, respecto al 2015, se tiene una disminución de un 29.22 por ciento, de recursos, mientras que entre el 2015 y el 2016 la disminución alcanza un 44.9 por ciento.

Aclaró que esta disminución alcanzará su pico en el primer cuatrimestre del 2016, tanto en universidades, gobernaciones y alcaldías, que recibirán recursos menores, fenómeno que según Lema podría revertirse solamente si el precio del barril de petróleo se recuperase, o se incrementaran los volúmenes de producción en Bolivia.

Para el economista, Eduardo Beltrán, docente en la carrera de Administración, el departamento y la sociedad está siendo incapaz de percibir la recesión propiamente dicha, pues quedan aún en circulación recursos remanentes de la bonanza que atravesó el departamento, que tuvo su auge entre el 2014 y el 2015.

Por esto, dijo que es previsible que desde abril este efecto sea más notorio, tanto en la sociedad como en la política, escenario donde dijo se verá la capacidad de gestión de las autoridades departamentales para paliar esta situación.

“La recaudación por IDH mostró una tendencia creciente en los últimos años, donde gran parte de la recaudación por este impuesto se explica por la venta de gas natural a la República del Brasil, no obstante el crecimiento observado responde en gran medida, a la mayor demanda de gas natural por parte de Argentina, y el crecimiento en el precio de exportación del gas natural Boliviano. En términos económicos, la recesión será perceptible antes de mediados de año, ya que se ha venido formando desde el 2015”, explicó.

De acuerdo a Lema, la reducción del IDH tiene al momento una incidencia implícita en la economía común, pero es previsible que si no se logra revertir el fenómeno, se tenga menor circulante, ya que la gente prefiere ahorrar su dinero que invertirlo.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Municipios Tarija (AMT), Álvaro Ruiz, dijo que genera preocupación en esta entidad la continuidad de la caída, y si bien el Ministerio de Hacienda indica que se puede aguantar la caída del precio del barril hasta 10 dólares, esperan que esto no afecte en sobremanera a lo planificado para la gestión 2016.

En las reuniones de la AMT se trató el tema, y los alcaldes de Tarija mostraron su preocupación pues presupuestaron sus proyectos en base a la proyección inicial del Ministerio del ramo, en base a 45 dólares. Por ello, surge ahora la necesidad de generar mecanismos de trabajo con el Gobierno mediante programas para paliar la disminución de recursos.

El senador tarijeño del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Víctor Hugo Zamora, sostuvo que el impacto será en todos los sectores de la población, algo con lo que coincidió  la senadora de Unidad Demócrata (UD), Mirtha Arce, quien fue más allá y dijo que la recesión de Tarija, se formó en los cuatro años que el Movimiento Al Socialismo (MAS) manejó la Gobernación.

El asambleísta del MAS, Ervin Mancilla, expresó que el Gobierno mostró una economía sólida, y aguantó arremetidas de todo tipo provenientes del exterior, lo que dijo crea una confianza en que se podrá sobrellevar la coyuntura de los precios bajos.

“El presidente Morales ha tomado decisiones ante la rebaja, los recursos van a transformarlos en energía para que continúe generando utilidades,  se están viendo otras alternativas para que la economía tenga sostenibilidad en el tiempo y nuestro modelo siga con la misma fuerza, tenemos la confianza de que para Bolivia la baja no sea demasiado grave”, indicó.

Empero, cuestionó a la Gobernación, indicando que las quejas de la falta de recursos son el único discurso que se escuchó de las autoridades del ejecutivo.

“Veo que el gobernador Adrián Oliva, en el discurso, tiene muchas ideas, pero esas ideas se tienen que materializar y no seguir llorando de que no hay plata, que crisis, que el petróleo. La población, día a día está notando la incapacidad de solucionar los problemas que dependen netamente del ejecutivo”, señaló.

 

Alcaldía ve necesidad de buscar otras alternativas

En el caso de la Alcaldía, la disminución del IDH entre el 2014 al 2015 es de un 29.22 por ciento, mientras que entre entre el 2015 al 2016, se prevé una disminución que llegará al 44.90 por ciento.

Ante este panorama, el concejal Alfonso Lema explicó que como Gobierno Municipal se encuentran priorizando la inversión pública en los proyectos que están ejecutándose para garantizar la continuidad y concluirlos, siendo los sectores prioritarios, el agua, salud, y el sector transporte, esto debido a que se tiene menos de la mitad del presupuesto que se tuvo hace dos años atrás.

Por esto, manifestó que es necesario que las autoridades hagan gestión y capten recursos.