Microempresarios bolivianos en Argentina preparan Fexpomype

Escrito por  JORGE SALOMÓN/ EL PAÍS EN/ BUENOS AIRES Dic 15, 2015

La comisión organizadora de la micro y pequeña empresa de bolivianos en Argentina (Conapyme BO-AR) es un ente aglutinador de micro empresas que se creó en 2014 para fomentar a los pequeños productores bolivianos en Argentina, con el aval de los Gobiernos de Bolivia y Argentina.

Sus impulsores y miembros del directorio pertenecen principalmente a la industria textil y de indumentaria, además de otros rubros donde los bolivianos tomaron la batuta como es el caso de la horticultura o la construcción, además de pequeños comerciantes que proponen precios accesibles para los sectores de menores recursos económicos, entre las actividades económicas más importantes a las que se dedican los residentes bolivianos en el vecino país.
Tras un año desde su creación,  y como actividad principal con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, se prepara la primera feria de Fexpo Mype de Integración entre Bolivia y Argentina, que se realizará a fines de marzo de 2016 en la ciudad autónoma de Buenos Aires, y se espera la partipación de más de 200 expositores.
Marco Aguilar, presidente de la Conamype BO-AR, señaló a El País eN que se creó la institución social en la Argentina porque como productores no tenían representividad, cuando representaban un importante brazo económico de la Argentina, y por eso pidieron el apoyo del Estado boliviano, para que se defiendan los derechos de los bolivianos que con su trabajo y esfuerzo aportan al desarrollo del vecino país.
“El problema de los bolivianos es que somos muy individualistas y al no hacer uso de nuestro derecho a organización y participación, somos muy vulnerables frente a los abusos y la inseguridad. Para solucionar estas problemáticas se necesita un apoyo orgánico que además fomente el desarrollo de los micro y medianos empresarios”, enfatiza.
Esta nueva institución que está empezando a realizar vida orgánica está basada en la experiencia que tuvo Conamype en Bolivia para dar mayores oportunidades a los pequeños empresarios y tenga una mayor expectativa de crecimiento y consolidación en sus emprendimientos productivos.
Aguilar señala que a partir de las políticas de gobierno de Bolivia tienen una pauta de cómo organizarse en Argentina, y en 2014 se lanzó la Comisión organizadora de la micro y pequeña empresa de bolivianos en Argentina, Conamype BO-AR, y se trabajó intensamente para tener reuniones con los ministerios,  y entrar en el plan de desarrollo 20-20 que lanzó el Ministerio de la Industria y  favorece a los pequeños y medianos empresario en Argentina.
Junto a la Ministerio de Trabajo de Argentina se realizaron gestiones para apoyo y lograr consolidar asociaciones productivas, federaciones, y llegar a una confederación de la microempresa consolidada y articulada.
“Agradezco al Gobierno boliviano por volcar la mirada en los bolivianos que vivimos lejos de la patria. Nosotros queremos sentirnos hijos del Estado Plurinacional del Bolivia y vamos a trabajar para fortalecernos y organizarnos con capacitaciones para dejar de ser individualistas y vulnerables”, remarca.
El presidente de Conamype BO-AR añade que buscan tener representación y filiales en todas las provincias del Estado argentino, y se defiendan  los derechos de los pequeños textileros,  los agricultores que trabajan en la economía familiar y también se organicen cooperativas para los trabajadores de la construcción. Además reclaman proyectos de obra social (Seguros de salud) donde haya representatividad y estén afiliados con un buen servicio para ellos y su hijos.
“A pesar de los rechazos de personas que quieren seguirse aprovechando de nuestros hermanos, esta estructura orgánica que estamos impulsando será buena para nuestras futuras generaciones, porque muchos hemos vivido la persecución y el abuso de autoridad, y queremos que nuestros hijos que están empezando a producir sean amparados por esta institución y que se tenga una estructura orgánica y representativa del Gobierno boliviano”, remarca.
En la socialización de la institución con asociaciones de productores, se está trabajando con temáticas como el rol de la Conamype, lo que significa mono tributo social, categorizado y como se habilita un taller para que los pequeños productores se informen y trabajen de mejor manera manejándose como empresarios y con otra visión para que sus negocios funcionen.
“Hay empresarios que se llaman grandes dentro de la colectividad pero que se aprovecharon de sus mismos compatriotas, ser empresario es respetar los derechos laborales de los empleados y que ganen lo que les corresponde. Esto no tiene que volver a pasar, porque nosotros gozamos de los mismos derechos que un argentino y tenemos que trabajar 8 horas una obra social y nos vamos a parar hasta conseguir eso, a pesar de los obstáculos de las personas que ven que con nuestra organización peligran sus negocios e intereses”, concluye.
El trabajo del foro parlamentario de amistad con Bolivia en la cámara de diputados  argentina fue muy importante para que Conamype BO-AR inicie su trabajo y los pequeños empresarios bolivianos sean incluidos y cuenten con mayores oportunidades.
También se cuenta un convenio con Conamype Bolivia para que las personas que regresan a Bolivia y son afiliadas a Conamype BO-AR puedan ser afiliadas sin problemas a cualquiera de las federaciones que conforman la confederación de la micro y pequeña empresa de Bolivia.

El trabajo de Conamype se inició en 2014

 El 8 de septiembre de 2014 en la Cámara de Diputados de la Nación, en la ciudad de Buenos Aires se lanza Conamype BO-AR con la participación y la presencia del vice ministro de la micro y pequeña empresa del gobierno boliviano, Martín Bazurco, y el presidente de Conamype Bolivia, Víctor Ramírez, junto a quienes se inauguró la sede central en la capital argentina y se posicionó al primer comité directivo compuesto por: Marco Aguilar, Celedonio Quispe, Edy Vargas y Armando Quispe
El primer trabajo de la institución fue la socialización de lo que hacen y cómo apoyan a los pequeños empresarios bolivianos, en un trabajo por las principales localidades del gran Buenos Aires, como Escobar, Pilar o La Plata entre otros donde existe una gran presencia de colectividad boliviana.
Para generar confianza en los bolivianos, que en el pasado se afiliaron a instituciones que después no funcionaron, sus directivos señalan que desde el principio se trabajará con rendición de cuentas públicas.

Se realizará la primera Feria productiva de integración

 La primera FEXPOMYPE,  denominada Integración Argentina y Bolivia Productiva, se realizará en el pabellón 6 del centro Costa Salguero entre el 31 marzo y el 3 de abril del año 2016 y se contará con la presencia de 226 expositores que viven y producen en territorio argentino. El lanzamiento oficial de este evento se realizó el pasado 26 de noviembre con presencia de autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.
Marco Aguilar, presidente de la Conamype BO-AR, señala que se concretó este evento, y que tienen un apoyo institucional aunque no económico de parte del Ministerio de Desarrollo Económico y Economía Plural para llevar adelante este emprendimiento. Este primer evento tiene el fin de fortalecer el desarrollo productivo, posicionar las marcas, abrir nuevos  mercados para que se los impulse y fortalezca como sector importante de la economía argentina.
El financiamiento de este evento corre por cuenta de los mismos expositores que están interesados en promocionar sus productos y abrir nuevos mercados, y por eso se tendrá una rendición de cuentas públicas. Los participantes tendrán ruedas de negocios y espacios de intercambio de ideas y proyectos para poder fortalecerse.
Los expositores serán textiles de productos acabados, como también los de materia prima que abastecen de telas, accesorios, maquinarias y otros servicios complementarios a la actividad textil como es el caso de los servicios contables o de financiamiento que también estarán presentes.
Entre las distintas actividades que se tendrán en la FexpoMype, se destacan un desfile de modas con modelos de primer nivel para posicionar las marcas propias que tienen varios miembros de la colectividad.
Otra actividad importante dentro de la feria, serán los cursos de capacitación para los pequeños empresarios para que sepan cómo registrar sus marcas,  gestionar una S.R.L, derechos y obligaciones, capacitación en software de gestión, exportación de productos terminados, entre las temáticas que se seleccionaron para transferir herramientas esenciales para que los emprendimientos puedan crecer.
“Se busca que nuestros productores ya no tengan que decir: ‘yo te rebajo, llévate casero. Yo te vendo calidad y constancia de stock’. Para que puedan decir que tienen una mercadería visibilizada y posicionada en un evento de esta magnitud, de manera que el productor tenga un mejor estatus con competitividad y pagar lo que le corresponde a los talleristas”, aclara Aguilar.
Armado Quispe, secretario de la Conamype BO-AR, señala que tras la primera feria que están organizado a inicios de abril, hasta el mes de junio tendrán una estadística oficial de cuántos talleres se regularizaron y mediante documentación de respaldo se pueda dar fe de esto para que los talleres tengan total apoyo y funcionen de acuerdo a lo establecido en la legislación argentina.
“La FexpoMype será muy importante para que la sociedad argentina conozca que existen muchos talleres que no son clandestinos, y que muchos bolivianos productores pagan su mono tributo y contribuyen a la economía argentina. Que conozcan además que otros se están capacitando para regularizar su producción y fortalecer sus pequeñas empresas”, concluye.