Caraparí intenta frenar impacto de sequía en esta gestión

Escrito por  Jul 21, 2014

Rafael Véliz / El País – Caraparí
El Servicio Departamental Agropecuario (Sedag) regional Caraparí busca frenar la sequía de este año con infraestructura para el almacenamiento de agua pero además con el cultivo de productos no tradicionales que brinden un mejor rendimiento y aprovechamiento del suelo.

El proyecto fue implementado desde la gestión 2013 y uno de sus programas es el del  cultivo de productos menos convencionales en la zona, pero que cotizan en el mercado a buenos precios, como ser: algarrobo, poroto, estevia, frejol, arroz y frutillas, que según los precios del mercado en esta temporada, cotizan mejor que la soya y el maíz, que son productos más tradicionales en la zona.
Paralelamente a esto, la institución invierte en la dotación de equipamiento e infraestructura para que el sector agropecuario se fortalezca, pueda enfrentar la época de sequía y se encuentre en condiciones de exportar.    
El director del Sedag, Luis Enrique Gareca, informó que en la gestión 2013 se invirtió unos 21 millones de boliviano en lo referido a la adquisición de maquinaria agrícola y construcción de infraestructura para el sector agrícola y ganadero.  
Entre los proyectos que se llevan adelante se encuentra la denominada cosecha de agua para riego, que consiste en la dotación de tanques y sistemas de riego para la siembra, que almacene y distribuya el líquido elemento durante la época de lluvia y aprovecharla durante la sequía.
La construcción de embalses y el manejo de cuencas, también están siendo implementadas. Una de las zonas que sirve como punto de partida es el distrito 4. “En este distrito llueve en poco frecuencia, y en baja cantidad, apenas unos 300 milímetros de agua caen en precipitaciones escasas”, indicó el director del Sedag.
El riego en la denominada segunda sección de la provincia del Gran Chaco, llega a 500 hectáreas y beneficia a 200 familias de cinco comunidades. Posteriormente, según Gareca, se va implementar el programa en los distritos 2,3 y 6. “En cinco años habrá agua de lluvia para riego en todo el municipio”, agregó Gareca.

Seguridad Alimentaria
Sobre el tema, el secretario de desarrollo productivo de la Gobernación sección Caraparí, Fernando Rojas explicó que el cultivo de productos no tradicionales está brindando buenos resultados desde su aplicación en 2013.
“El maíz y la soya son cultivos extensivos, son rentables pero en grandes superficies, nosotros hemos pensando en que el pequeño productor requiere mayor rentabilidad debido a que sus parcelas son pequeñas”, afirmó Rojas.
La siembra del algarrobo es la más innovadora por la zona, debido a que además de negociar su fruto, los productores pueden vender la planta como forraje para los animales. “Son más de 100 familias involucradas en este proyecto piloto de aprovechamiento integral del producto, que permite vender el fruto y el forraje”, destacó Rojas.

Ganadería
Para el responsable de la secretario de desarrollo productivo de Caraparí, uno de los puntos más importantes de los proyectos consiste en la “Implementación y Conservación de forraje”, que se trata de un programa en que el ganadero recibe forraje que proporciona la Gobernación sección Caraparí, cosechado por otros productores bajo un mismo programa, lo cual permite que el costo de producción y compra sea bajo.
“Hemos logrado que el ganadero tenga un hato ganadero fortalecido”, enfatizó Rojas.
En la actualidad la institución coordina con el sector ganadero para la sanidad e inocuidad de los animales ganaderos, el objetivo es exportar carne a la frontera Argentina para el 2016, mientras mercados internos como Santa Cruz y Tarija están asegurados, aunque aún en baja cantidad para este año.

Algunos problemas
Porfirio Herrera, productor de poroto, es uno de los beneficiados que se llevan adelante por esta institución, sin embargo observa que aún falta asegurar mercados para vender los productos no convencionales.