CACHARPAYA

Escrito por  Jun 09, 2013

Franz Ávila del Carpio

Con un canto de chihuancos
me dice hasta luego la tarde
mientras dulces pasacalles
rasga el charango en el aire.

En la rueda ya se quiebran
tentadoras las puebleñas
y sus cuerpos se cimbrean
con el bombo y con la quena.

Cantan y bailan parejas
por la calle endomingada
y es un revuelo de polleras
flores de ulala morada.

El charango que es llocalla
alegre cantor del agro,
embriaga a las mozas bellas
con las notas que desgrana
que parece que se esparcen
que parece que se ahondan
en este corazón de pueblo
latido de cacharpaya.


Del libro: “Aire de valle y montaña”
De Franz Ávila del Carpio
Tarija Bolivia. 1950