TEORÍAS SOBRE EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “CHAPACO”

Escrito por  Mar 16, 2014

Compilación: Fernando Arduz Ruiz

1.    (…) el hombre campesino tarijeño comenzó a emerger a comienzos del siglo XVII, ganadero y agricultor, hijo o heredero de una mezcolanza de sangre europea y por ello no es casual que el chapaco sea dicharachero, cantor con buena voz, castellano de pura cepa y enamorau. Los quechuas lo llamaban chapacunas que más o menos quiere decir hombre campesino blanco y chaposo y se cree que de ahí nace el nombre de chapaco.
Prof. Luís Aldana Quispe

2.    Chapaco voz castellana sacada de un diccionario de la lengua española de 1660, que significa hombre rudo y rústico de campo y de las sierras españolas. Esta voz se aplica a nuestro hombre de campo de los valles tarijeños y alrededores, como a los que, al igual que los asentados en este valle, viven en Chuquisaca, Potosí, Salta y Jujuy en la república Argentina.
Ananías Barreto
3.    En aimara la voz chapaca significa persona o cosa sin sustancia, sin gracia; por ejemplo hombre chapaca, que no llega a ser persona insípida. La comida no es chapaca sino lacka, insípida, sin sabor.
Ananías Barreto
4.    Luis Pizarro presume que chapaco deriva del verbo chapear, que significa escardar los campos con machete.
Víctor Varas Reyes
5.    El apelativo de chapaco, según Bernardo Trigo, dieron los intrépidos hispanos a los campesinos, derivando el nombre de cierta encina coposa llamada chapairo, en cuyas ramas colgantes se ocultaban éstos cuando eran perseguidos por los chiriguanos.
Víctor Varas Reyes
6.    También provendría de chapacuey, mote lugareño dado a los encargados de intercambiar comunicaciones postales, como los chasquis incaicos, entre Tarija, Orán y Salta. Así se registran chapac y chapacuey con el mismo significado en el antiguo Diccionario Salvat Enciclopédico popular ilustrado s/f., igual que en la Enciclopedia Universal Ilustrada Espasa – Calpe, Barcelona, sin año.
    Quizás, en un comienzo, se dio la denominación de chapacos a los trabajadores del campo que trasladaban encomiendas, quedando el nombre en forma definitiva, concluida la misión originaria.
Víctor Varas Reyes
7.    Sin vínculo aparente con las sutilezas anteriores, en Cochabamba y en Chuquisaca se da el sobrenombre familiar de Chapaco al que se llama Sebastián, en la misma forma que se dice Pancho al bautizado como Francisco, o Pepe al que es José.
Víctor Varas Reyes
BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
•    ALDANA QUISPE, Luís: “¿QUIÉNES SOMOS?”. Artículo sin fecha.
•    ARÁOZ CAMPERO, Jorge: “MONOGRAFÍA DE TARIJA”. Editorial Universitaria "Juan Misael Saracho". Tarija, 1979.
•    ÁVILA ECHAZÚ, Edgar: “HISTORIA DE TARIJA”. 2ª Edición. Editorial “Luis de Fuentes”. Tarija, 1997.
•    BARRETO, Ananías: “COSTUMBRES Y CREENCIAS DEL CAMPO TARIJEÑO”. Editorial Universitaria "Juan Misael Saracho". Tarija, 1993.
•    BLUSKE CASTELLANOS, William: “SUBDESARROLLO Y FELICIDAD. Estampas humorísticas de Tarija”. 3ª Edición. Biblioteca Popular Boliviana de “Última Hora”. La Paz, 1980.
•    VARAS REYES, Víctor: “EL CASTELLANO POPULAR EN TARIJA”. Segunda Edición, La Paz, 1988.