Martes, 17 Septiembre 2013 00:51

Deseamos que sea verdad

Valora este artículo
(0 votos)

Una noticia nos llamó la atención “poderosamente” el pasado domingo, alrededor de las siete de la noche. Decía que “La petrolera estatal YPFB tiene prevista una inversión de unos 1.800 millones  de dólares en cuatro nuevas plantas hidrocarburíferas que serán entregadas hasta finales de 2014 y permitirán la industrialización del gas natural”.

Es, sin asomo de duda, una magnífica noticia y la encontramos en el buscador Google, por lo que no debería existir ninguna razón de duda. Google suele ser una buena fuente noticiosa y la utilizamos a menudo.
Pero en materia de hidrocarburos hace rato que nos volvimos recelosos. De manera que continuamos buscando la fuente de esa información y eso nos llevó hasta la agencia china de noticias Xinhua.
La agencia Xinhua es también una buena fuente y se utiliza con frecuencia no solo en Bolivia sino seguramente en todo el mundo. Y seguimos con el rastro d la noticia positiva sobre la industrialización del gas boliviano.
El lunes (ayer) en la madrugada, encontramos la misma noticia como material de la agencia nacional de informaciones Erbol, que es también fuente de muy buena credibilidad en nuestro país. Entonces, ¿por qué las dudas? Veamos.
En la versión de Xinhua se dice que el presidente de YPFB, Carlos Villegas, “en entrevista con medios estatales, afirmó que el presidente Evo Morales cumplió en siete años de la nacionalización de los hidrocarburos con la industrialización del gas natural…”
No vamos a cuestionar eso sino el que haya sido “una entrevista con medios estatales”, según la agencia Xinhua, detalle que ya no aparece en el informe de la agencia Erbol, que, hasta donde sabemos, no es estatal.
Parecen unos detalles nimios, pero el tema no lo es, estamos hablando de industrialización del gas y de una inversión de 1.800 millones de dólares hasta finales de este año. Eso es sin ninguna discusión, muy importante.
Y reiteramos lo que dice el título de este editorial: Quisiéramos que sea verdad lo de la millonaria inversión y que realmente Bolivia ingrese con  paso seguro en la petroquímica, que se está haciendo desear hace más de medio siglo.
Que el presidente de YPFB, Carlos Villegas, siga en un inexplicable interinato nos tiene sin cuidado, que los enredos judiciales de su antecesor, Santos Ramírez, tengan todavía muchos aspectos opacos es también asunto que debe preocupar a quienes se ocupan de la “transparencia”.
Lo ideal es que cuando existen noticias relacionadas con gas o con hidrocarburos en Bolivia no se tenga que utilizar, para nada, comillas, que tienen esa connotación que carga a las palabras entrecomilladas de recelo.
Rematemos con otro dato positivo: “Se comenzó a invertir en producción y hoy tenemos una capacidad de 60 millones de metros cúbicos por día. A fin de año varias empresas van a incrementar la producción, y para el 2014 vamos a estar rondando los 70 millones de metros cúbicos por día”.
Sinceramente esperamos que todas estas buenas nuevas se cumplan efectivamente. Estaremos pendientes.

Visto 218 veces
JT Fixed Display