×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 48

Jueza ordena detención de dos personas por robo agravado

Escrito por  Mar 07, 2013

 La jueza de Instrucción Cautelar Tercero en lo Penal de la Capital, María Candelaria Peñarrieta, en audiencia de medidas cautelares realizada ayer en horas de la mañana, ordenó la detención preventiva en la cárcel de Morros Blancos para dos personas por estar presuntamente involucradas en un robo agravado de doce mil dólares.

El abogado de las víctimas del atraco, Grover Mita, manifestó que en la investigación realizada se pudo conocer que el caso de robo agravado se suscitó en la tarde del sábado pasado en el barrio 7 de Septiembre, donde seis personas armadas ingresaron a un domicilio en el que se realizaba una actividad social.
“Dentro de las actividades que fueron efectuadas por el Ministerio Público, se pudo conocer que en la víspera se hizo allanamiento del domicilio de uno de los aprehendidos, donde se encontró la licencia de conducir de una de las personas a quien se le robó la billetera”, indicó.
Mita dijo que dos personas que fueron víctimas del atraco en la audiencia de medidas cautelares ratificaron que las dos personas aprehendidas son las que ingresaron con otros cuatro sujetos, los que son buscados por los efectivos de los organismos policiales.
El abogado recordó que la familia afectada, en días anteriores, realizó la venta de un motorizado en diez mil dólares, por lo que decidieron celebrar el sábado en horas de la tarde con una parrillada, a la que fueron invitados amigos cercanos.
En la indagación efectuada por el personal de la División Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), se llegó a establecer que los sujetos ingresaron al inmueble con la utilización de armas de fuego, con las que redujeron a las personas que estaban en la parrillada para luego apropiarse del dinero y otros objetos.
En la denuncia que se realizó en la Felcc se hizo conocer que los asaltantes se llevaron consigo un total de doce mil dólares, quinientos bolivianos, tarjetas de crédito y documentos de identidad de las personas que estaban en la parrillada.