Miércoles, 21 Febrero 2018

La certificación del gas boliviano interesa a ocho consultoras

Escrito por  Redacción Central/El País eN Dic 06, 2017

El número de empresas interesadas en certificar las reservas de gas en Bolivia va en crecimiento. Si en la primera licitación convocada por YPFB para adjudicarse esta consultoría eran seis las empresas interesadas, en la segunda, licitada a continuación de la declaración desierta, hay ocho empresas interesadas.

En esta ocasión sí se cuentan viejas conocidas como la Gaffney Cline y Asociados, que hizo, por ejemplo, el factor de distribución del megacampo Margarita – Huacaya, y que no se aplica, o la Ryder Scott, que sinceró los números en 2009 rebajando a 9,9 trillones de pies cúbicos las reservas bolivianas luego de las cifras embriagantes manejadas durante los años de la construcción del proyecto LNG Pacific que derivó en la guerra del gas de 2003 y la huida de Gonzalo Sánchez de Lozada.
En una licitación sin precio referencial, la Gaffney ha ofrecido 1.007.777 dólares, mientras que la Ryder se ha ido hasta el 1.497.000 dólares. Ambas empresas, sobre todo la segunda, son de reconocido prestigio internacional.
Entre las postulantes aparecen otras seis empresas transnacionales de la consultoría, Miller And Lents Ltd, Netherland Sewell & Asocciates Inc, Beicip Franlab, Company Lp, Sproule International Limited, Asociacion Accidental 3d-Geo Pty Ltd & Risc Operations Pty Ltd y J@R Consultora, de los que los cuatro primeros ya se presentaron en la licitación fracasada.
El ingeniero Alfonso Lema, presidente del Concejo Municipal de Cercado, indicó que “a pesar de los plazos acelerados y de que no se cumpla con este mecanismo anualmente como dice la norma perjudicando el proceso de planificación” es buena señal que se está siguiendo adelante con el procedimiento.

Plazos ajustados
En junio de 2017 el vicepresidente Álvaro García Linera aseguró que ya estaban contratadas las empresas para hacer la certificación de reservas, sin embargo no fue hasta meses después que el Directorio de YPFB, ya con el Ministro Luis Alberto Sánchez posesionado como presidente del organismo por Ley, aprobó la licitación. Acababa de acabar una guerra fratricida por el control de YPFB.
La certificación de reservas llegará en 2018, tal vez más tarde de lo previsto. Hasta el 15 de diciembre se realizaría la adjudicación mientras que hasta el 3 de enero se tendría previsto firmar el contrato para realizar los trabajos durante el primer cuatrimestre siempre que no haya otros contratiempos.
Lema recordó que el trabajo a realizar es básicamente un trabajo de consultoría en el que se verificarán los datos proporcionados por YPFB. Los resultados concretos son elaborar un Informe Final de Cuantificación y Certificación de Reservas, que contenga mínimamente detalle de criterios y parámetros de geociencias, ingeniería de reservorios y económicos aplicados al estudio, metodologías de cálculo resaltando los resultados de la cuantificación de las Reservas así como conclusiones pertinentes, y Volúmenes y Reservas por categoría y por producto, además de un pronósticos de producción para campos gasíferos y petrolíferos, considerando para cada reservorio además de un Resumen Ejecutivo de Cuantificación y Certificación de Reservas.

 

el
apunte

Una certificación esperada para planificar

Las normas bolivianas obligan a realizar anualmente una certificación de reservas, pero no siempre se cumple. La última data de 2013, cuando se certificaron 10,45 TCF de gas en el país. Hasta la fecha no se han encontrado reservas de volumen considerable, sin embargo se espera haber cumplido con la tasa de reposición, que se eleva por encima de los 0,6 TCF anuales entre el consumo interno y el de exportación a Brasil y Argentina.