En diciembre de 2017, la economía regional temblaba ante el posible Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Mercosur. Las negociaciones se estancaron, por ahora. Pero la posición proteccionista de los países del norte es contradictoria con el libre comercio que intentan imponer a los del sur.

La confusión se desató la semana pasada, cuando el embajador de China en Bolivia, Liang Yu, informó a la prensa que la cooperación de su país a Bolivia, para el 2018, es mayor a los siete mil millones de dólares, principalmente invertidos en la construcción de carreteras, plantas industriales de azúcar, potasio y litio.

El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Santiago Farjat, informó el martes que a finales de esta gestión se cambiará el año base de las cuentas nacionales que sirven para calcular el índice de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

El presidente Evo Morales lo vaticinó en enero, antes de los desastres naturales. El exministro Luis Arce Catacora lo confirmó esta semana, después y durante los desastres.

El exministro de Economía, Luis Arce, pronosticó el jueves que este año se pagará el doble aguinaldo, debido a que el dinamismo económico del país muestra buenas cifras, a pesar de los embates climáticos que causaron desastres en algunas regiones.

A lo largo de la última década, uno de los sectores de mayor y más sostenido crecimiento en la economía boliviana ha sido el financiero (bancos, entidades financieras, cooperativas de ahorro y crédito, etc.), fenómeno ampliamente celebrado por el gobierno y por la propia Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), pero calificado como “aterrador” por expertos.

Ya en 1992, tras la Cumbre para la Tierra realizada en Río de Janeiro, un grupo de economistas especializados en medio ambiente del Banco Mundial (BM), manifestaban su preocupación de que el producto interno bruto (PIB) no reflejaba la situación de los activos naturales (bosques, agua, minerales), de infraestructura, ni humanos.

Esta semana se conoció que el Bundesbank (el banco central alemán) concretó sin ningún tipo de advertencia la decisión de abrir sus puertas al reminbi (yuan) en sus reservas de divisas y, lo que es más notorio, lo hará a cuenta de la reducción de la parte del dólar estadounidense.

“Lo siento ranita. No he podido evitarlo. No puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, de mi costumbre y de otra forma distinta a como he aprendido a comportarme”. Así respondió el alacrán a la ranita tras inyectarle su letal veneno a medio cruzar ambos el arremolinado río, luego de que jurara no hacerlo a tiempo de pedir a la ranita que le ayudara a cruzar tan peligrosas aguas, tras lo cual ambos murieron ahogados.

El ministro de Economía, Mario Guillén, informó el viernes que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció un 3,82% durante el tercer trimestre de este año, impulsado por el motor de la demanda interna y sectores no primarios como la agricultura y la construcción.