Domingo, 09 Junio 2013 04:07

Advierten que desde julio habrá escasez de carne por sequía en el Chaco

Desde abril pasado que autoridades del Chaco tarijeño expresan su preocupación respecto a la intensificación de la sequía ante la falta de lluvias y la consecuente pérdida de forraje y muerte del ganado vacuno, lo que puede derivar en la escasez de carne a partir del próximo mes.  

La situación afecta a más de seis mil familias sólo en el municipio de Yacuiba, por lo que las autoridades chaqueñas decidieron exigir a la Gobernación la declaratoria de zona de emergencia, la que envió un equipo de técnicos para analizar la gravedad de la problemática, sin que hasta el momento se tenga resultados concretos al respecto.
El presidente de la Cooperativa de Comercializadores de Carne Tauro Limitada, Omar Figueroa, adelantó que la prolongada sequía en las provincias Gran Chaco, O’Connor, Arce, Avilés y Cercado van a provocar la escases de carne de ganado bovino desde la segunda quincena de julio por la elevada mortalidad de animales.
Figueroa dijo que en las visitas que se hizo en las provincias productoras de ganado bovino los ganaderos hicieron conocer que en el presente año, por la falta de agua, los ganaderos están sacrificando sus reses antes de que mueran, por lo que de momento el abastecimiento es normal, aunque se prevé escasez para los siguientes meses. “En la actualidad la provisión de la carne es normal, sin registrar ninguna clase de inconvenientes, pero a partir de la segunda quincena de julio habrá escasez”, vaticinó.
El dirigente agregó que en las provincias donde se realiza la crianza del ganado bovino ya se tiene reportes de que la sequía está causando serios problemas con la provisión de agua para el consumo de los animales y sugirió que este problema sea encarado de manera conjunta por las autoridades de los municipios productores de carne.
La secretaria general de la Asociación de Ganaderos del Chaco (Asogachaco), Geisha Ruiz, indicó que el Gobierno Departamental aún no tomó acciones para combatir la sequía puesto que tendrían que haber dos municipios declarados en emergencia para que puedan intervenir. “Por el momento hay bastante carne, pero el desabastecimiento podría sentirse en los próximos meses”, manifestó a tiempo de adelantar que desde julio empezarán a morir entre siete y ocho cabezas de ganado por día.
Según una publicación de El Deber, desde noviembre de 2012 solo en tres ocasiones llovió y, para colmo, esa humedad solo se dio en algunas zonas de Villa Montes, que desde hace cinco meses sufre por la sequía.
La situación afecta a los cultivos de sorgo y de maíz que se destina a los silos (almacenamiento de forraje) para hacer frente a la recurrente falta de agua que se da entre agosto y octubre.
De acuerdo con Helen Perales, presidenta  de la filial ganadera 50, esta sequía prolongada y adelantada provocará la falta de alimentos, que sumada a la de agua acelerará la mortandad del ganado que ya viene golpeado por la escasez de forraje.
Perales remarcó que entre septiembre y octubre varias filiales reportarán la muerte de sus animales, pues el 70% de la superficie cultivada para los silos se perdió y el restante 30% no es garantía para responder la demanda, por lo que en su criterio las autoridades locales y de la Gobernación ya deben alistar un plan para la distribución de forraje.

PROVISIÓN DE AGUA
Respecto a la perforación de los pozos para el abastecimiento de agua, el ejecutivo seccional de Villa Montes, Rubén Vaca, indicó que si éstos no funcionan se debe a que los ganaderos privados no instalaron las bombas y motores, como se había acordado. “El desabastecimiento de carne es imposible, esto es una trampa para sacar beneficios de esta situación”, expresó.
En este aspecto, Ruiz lamentó que la Subgobernación de Yacuiba haya triplicado los costos. “El ejecutivo seccional de Yacuiba pretende perforar un solo pozo de agua con un costo de 90 millones de bolivianos cuando, en realidad, ese monto alcanzaría para perforar cuatro. Con la sequía él está sacando usufructo, se está haciendo un negociado con los pozos, pero el proyecto de perforación no avanza”, denunció.
El País intentó comunicarse con el ejecutivo seccional de Yacuiba, Marcial Rengifo, sin embargo su teléfono celular daba la señal de apagado.
El secretario Ejecutivo de la gobernación, Roberto Ruiz, indicó que el jueves próximo se reunirán con funcionarios del Ministerio de Aguas para discutir las prioridades sobre esta problemática. Asimismo, agregó que la Gobernación está entregando más de 300 millones de bolivianos a las familias campesinas, para que sean destinados a proyectos de captación de nuevas fuentes de agua, sistemas de riego y otras acciones para solucionar el problema de sequía.

PRECIOS
El dirigente de los carniceros explicó que cuando se registra una reducción en la provisión de carne para los centros de abasto, como a los friales, se corre el riesgo que los precios tiendan a sufrir un incremento.
La directora del Programa de Aguas Subterráneas Tarija (Prodasut), Aidé López, indicó que esta problemática que afecta a los ganaderos campesinos podría provocar la suba de la carne vacuna puesto que, a diferencia del año pasado, este año fue “muy seco”. Así mismo, señaló que el ganado no se encuentra bien alimentado ante la falta de pastizales.
En la actualidad los precios de la carne se mantienen en forma normal por lo que la población debe estar tranquila, porque se cuenta con una buena provisión de carne que proviene de Santa Cruz como de los ganaderos que están en las provincias Gran Chaco y O’Connor. “En el caso que se tenga problemas por la sequía en las provincias con vocación ganadera se tendrá a los frigoríficos del departamento de Santa Cruz para la entrega de mayor cantidad de carne para satisfacer la demanda que se tiene en Tarija “, señaló.

Plan de Contingencia iniciará después de recibir reportes municipales

LA PAZ/ABI
El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, anunció a fines de mayo pasado, que después de obtener reportes municipales sobre la sequía se dará inició al Plan Nacional de Contingencia para atenuar las consecuencias de ese fenómeno natural, y así evitar la muerte del ganado vacuno y el daño a la producción agrícola en el Chaco boliviano.
‘El Plan de Contingencia se iniciará una vez que obtengamos los reportes municipales del Chaco y esta tiene el objetivo de contrarrestar la problemática que existe sobre la sequía que afecta a una buena cantidad de cabezas de ganado y al área agrícola del Chaco boliviano’, indicó a los medios estatales.
Vásquez dijo que la región del Chaco compuesta por los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija prepara el Plan de Contingencia en coordinación con el Viceministerio de Defensa Civil con el que realizará una evaluación para verificar el grado de afectaciones por la sequía en el campo.
Indicó que las comisiones de evaluación recorrerán los municipios de Caraparí, Yacuiba, Villamontes y Entre Ríos de Tarija; Monteagudo, Huacaya, Huacareta, Muyupampa y Machareti de Chuquisaca; y Charagua, Boyuibe, Lagunillas, Cuevo, Cabezas, Camiri y Cordillera de Santa Cruz.
‘Estas comisiones verificarán el porcentaje del daño que habrían sufrido el ganado y el área agrícola de la región con el fin de que el Gobierno vea la manera de ayudar a los productores a recuperar de alguna manera esas pérdidas’, manifestó.

Visto 661 veces

Le puede interesar también...