Marcelo Callaú, una valiosa obra plástica

El arte boliviano no es un fenómeno monolítico. No todo el país es andino ni frío o montañoso. No todo el territorio boliviano es inca, quechua o aymara, ni siquiera hispano.

Tenemos una notoria diversidad de paisajes, etnias y culturas, para mencionar algunos aspectos fundamentales en los que éste país se caracteriza precisamente por la ausencia de homogeneidad.

A pesar de que se podría, tal vez, decir lo mismo de Francia, Italia o Suiza (prácticamente de casi cada país del planeta), lo que hace de Bolivia algo especial es que muchos de sus aspectos son extremadamente diferentes entre sí. En otros países la diversidad es menos notoria: Las comunicaciones y la uniformación económica e ideológica han logrado, en gran medida, homogenizar lo que antes era diferente. Este no es el caso en Bolivia, razón por la que la producción artística es variada, diversa y difícil de ordenar en categorías sencillas.

Al apreciar el arte boliviano, éste nos parece aún más variado que el de otros países debido al hecho de que se espera que éste sea homogéneo (algo andino, algo folclórico, algo naif, algo mágico) y, al conocerlo, contrastan la expectativa con la experiencia:

La producción artística es mucho más divergente de lo que se pensaba.

Actualmente no existe en Bolivia un arte oficial como en los años oscuros de la dictadura. Ni siquiera tenemos un arte inoficialmente dominante (como en el caso de las modas, corrientes o trends impuestos por el mercado en otros países). Existe una pluralidad de acercamientos al problema artístico, la que no necesariamente coincide con la pluralidad del "todo vale" pregonado por los defensores de la condición posmoderna.

 

Marcelo Callaú

Nació en Santa Cruz en 1946. Su infancia transcurrió en el taller de carpintería de su familia jugando, inventando objetos, descubriendo las vetas y oliendo los diferentes aromas que despiden las maderas como el cedro, el tajibo, el morado o el almendrillo. "Mi padre y mi madre me incentivaban, me compraban libros sobre arte y material." Estudió pintura en la Escuela de Bellas Artes "Victor F. Serrano" de Santa Cruz 1960 a 1965. De 1967 a 1968 estudió escultura en la Escuela Superior de Arquitectura y Artes Visuales La Cambre, en Bruselas Bélgica, donde se graduó con "La plus grande distinction", en escultura, bronce, dibujo y fotografía. Durante el desarrollo de estos estudios se benefició con becas tanto de Santa Cruz como de Bélgica y de EE.UU. Es promotor y profesor del Taller de Artes Visuales de Santa Cruz, donde enseña escultura desde 1975.

Es también profesor del taller de escultura en el instituto de Bellas Artes de Santa Cruz, desde 1977. Sus obras han sido expuestas en multitud de exposiciones en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, San Pablo (Brasil), Lima (Perú), Arkanzas, Nueva York y Texas (Estados Unidos), París (Francia) y Bruselas (Bélgica).

 

Premios y distinciones:

Cuenta con cinco primeros premios en bienales y concursos de pintura tanto en Santa Cruz como en La Paz. A estos premios hay que añadir la ya nombrada "La plus grande distinción" de la escuela de Arquitectura y Artes Visuales "La Cambre" de Bruselas Bélgica. 1961 Primer Premio de Técnica Mixta en el Salón Municipal de Santa Cruz

1965 Primer Premio en Técnica Mixta en la Feria Exposición de Santa Cruz

1974 Distinción Máxima en la escuela de Arquitectura de la Cambre (Bruselas)

1977 Primer Premio en Técnica Mixta, en la Bienal INBO, La Paz

1977 Primer Premio en Técnica no tradicional en la I Bienal de Artes Plásticas de Santa Cruz

1979 Primer Premio de Collage, en la II Bienal de Artes Plásticas de Santa Cruz.

Su Obra se encuentra representada en el Museo de la Universidad de Austin (Texas, EE.UU.), Escuela de Arquitectura y Artes Visuales en Bruselas, Ministerio de comunicaciones del Japón, Casa de la Cultura de Santa Cruz y distintas instituciones en La Paz y Santa Cruz.

Sus obras también forman parte de importantes colecciones privadas en Bolivia, Brasil, Argentina, Israel, Francia, Italia, Holanda, Alemania, Suiza y Bélgica.

Marcelo Callaú ha desarrollado una valiosa obra plástica, aunque recurriendo más bien a las técnicas no tradicionales. Realizó collage de papel cortado con tijeras o con moldes, papeles quemados presentados en un sofisticado y sutil arte de protesta, manos abiertas que claman y rechazan, siluetas de la mujer amada cuyo perfil deformado por la gestación, se repite una y otra vez, acompañando las imágenes con versos escritos de su puño, que repiten en cadencia infinita la alegoría vital. Callaú a pintado los granos de café y las hojas de coca en una acendrada reivindicación de las tradiciones culturales ancestrales, que fueron por esencia respetuosas de su medio ambiente, y en consecuencia es también una reivindicación de la naturaleza, de este mundo vegetal que es inherente a la región y sin el cual, acaso el hombre no podría habitar.

Es una protesta contra las talas indiscriminadas, contra la salvaje explotación de la flora y la fauna tropicales, es una llamada de atención para que el hombre vuelva a fijarse con cariño y respecto en esa naturaleza magina, pujante y frágil.

Marcelo Callaú le da a la madera la forma de sus ideas e inspiraciones. La materia prima, bella en sus colores y texturas naturales, toma cuerpos diversos después que pasa por sus manos y se somete a su voluntad y talento. Callaú así se alía permanentemente con ese noble elemento con el que le gusta convivir. Se renueva en el con cada obra que crea y asimismo, se nutre de nuevas energías.

Callaú y sus tallados son un patrimonio de Bolivia con una expresión creativa universal.

Su historia con la madera es la historia de un artista que ha crecido y madurado dejando huellas y marcando su paso por distintas épocas creativas.

El collage, la figura humana y las figuras geométricas son las más notorias. Ahora en su plenitud artística, su búsqueda sigue vital y con nuevos retos.

A fines del año 2002 mostró su producción artística de más de 30 años de labor.

Pintura Boliviana del Siglo XX, BHN dice del artista cruceño: " El lenguaje de Callaú es pues de un sutil maniqueísmo donde se habla del aspecto benévolo de la naturaleza y de su implícita contraparte. Es la belleza y su poder destructivo"

Emplea las técnicas de óleo sobre lienzo, técnicas mixtas, collage, acuarela y escultura

  1. Lo más leído
  2. Editorial

Redes Sociales

El País eN @ 2014 | Grupo Boquerón Multimedia Tarija | Noticias de Tarija Bolivia para el mundo | Web desarrollada por alvoluksic.com