La Asamblea Regional del Chaco, la empresa ejecutora, la parte de supervisión y el Gobierno Regional de Villa Montes, realizaron una inspección a la construcción de la Presa Chimeo-Caiguami, donde se pudo constatar que el problema generado a finales de enero fue controlado y no representa un peligro para los habitantes de la ciudad benemérita.