Tras el operativo, la Policía puso a todos los detenidos en el patio del penal. Tras el operativo, la Policía puso a todos los detenidos en el patio del penal. Foto: Fernando Rojas

CIDH pide que se investigue la responsabilidad de autoridades en la muerte de 7 reos de Palmasola

Escrito por  ANF Mar 26, 2018

La CIDH también calificó a la cárcel de Palmasola como un recinto “caracterizado por altos nivel de hacinamiento, y condiciones deplorables que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas privadas de libertad”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió un comunicado en el que demanda al Estado boliviano conducir investigaciones sobre la muerte de siete reos de la cárcel de Palmasola, ocurridas el 14 de marzo pasado durante un operativo policial, y esclarece “la posible responsabilidad de autoridades, sea por acción u omisión”.
La CIDH también calificó a la cárcel de Palmasola como un recinto “caracterizado por altos nivel de hacinamiento, y condiciones deplorables que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas privadas de libertad” según dijo el relator de la CIDH sobre Derechos de las Personas Privadas de Libertad, Joel Hernández.

“(Las) investigaciones (sobre las muertes) deben estar orientadas a establecer las responsabilidades materiales e intelectuales de los hechos y la posible responsabilidad de autoridades, sea por acción u omisión", expresa el documento, distribuido este lunes en Washington, sede de la entidad.

En el operativo policial participaron 2.000 efectivos policiales que protegieron el perímetro de la cárcel y otros 300 ingresaron al penal. Siete detenidos resultados muertos, cinco de ellos con tiros en la cabeza según fotografías de los cuerpos, lo que aparentemente desmiente que se hubiera tratado de un enfrentamiento armado, como informó la Policía.

El Gobierno trasladó a varios acusados, considerados los más peligrosos, a otros centros penitenciarios del país.

El texto agrega que, aunque las autoridades pueden realizar requisas o inspecciones, “estos procedimientos deben practicarse de acuerdo con protocolos claramente establecidos en la ley, de forma tal que se respete el derecho a la integridad personal de los reclusos, y sin un uso desproporcionado de la fuerza”.

La comisión interamericana lamenta también que en el recinto hubiera habido niños y mujeres viviendo en la sección de hombres.

En Bolivia, por lo general, las cárceles son administradas por los propios detenidos, mientras la Policía solo cuida el exterior de los mismos.