Cuidar antenas de Entel: 24 horas y sin sueldos desde hace 3 meses

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Mar 14, 2018

En el cerro de Alto Nogalitos trabaja don Mario Tejerina, es sereno de la antena repetidora de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). Llegar ahí desde el pueblo de Entre Ríos significa invertir dos horas de tiempo, por lo cual tiene que pagar a otra persona para que le lleve agua hasta ese lugar, no puede descuidar su labor porque debe cuidar el patrimonio de la estatal las 24 horas. Gana el salario mínimo (2.000 bolivianos), no goza de beneficios sociales y hace un par de días recién le cancelaron del mes noviembre del 2017. Al igual que él, otros 34 trabajadores están en la misma situación.

El caso es que Entel terciarizó el servicio a una empresa de seguridad privada de nombre GIPS, la cual no cumplió con el pago de salarios a los serenos. Ni las acciones por parte del Ministerio de Trabajo fueron suficientes para solucionar un problema que se arrastra desde el año pasado, situación que también es de conocimiento del gerente nacional de la estatal, según se observa en una carta enviada por los afectados y que tiene el sello de recepción.
El temor de don Mario es que esta empresa se vaya debiéndoles, como sucedió con las dos anteriores que contrató Entel, SCTEL y SARIAS, las que también omitían darles un seguro de salud y sus aportes para su fondo de pensiones de jubilación establecidos por Ley.
“Ya hemos escuchados que la empresa GIPS se va a ir porque ya se terminó su contrato, si eso pasa vamos quedar jodidos-comentó Mario- nos mienten, no nos dicen la verdad, incluso hicieron compromiso en el Ministerio de Trabajo pero ni así nos pagan. Nosotros tenemos familias que mantener, hijos que van a la escuela, a veces estamos sin comer, no podemos descuidar las antenas”.
Ángel Mamani es sereno de la antena repetidora en el municipio de El Puente, también está indignado por la situación que atraviesan, más aún cuando nadie les da una solución, comenta que no gozan de vacaciones y cuando se enferman son ellos mismos los que tienen que correr con los gastos.
En ese sentido, Mamani dijo que ya se contactaron con sus demás compañeros, y si hasta el viernes 16 de marzo no les cancelan sus salarios, como señal de protesta todos dejarán sus fuentes de trabajo para concentrarse en la ciudad de Tarija, pues considera que ya aguantaron mucho en la situación de estar impagos y sin condiciones de trabajo.
Esta situación no ocurre solo en Tarija, el de peregrinar por sus sueldos, pues se sabe que los serenos de los demás departamentos también tomarán medidas de presión ante la empresa.
El responsable de Derechos Humanos de la Central Obrera Departamental (COD), Raúl Olivares, conoce ese problema, por lo cual tomó contacto con el Ministerio de Trabajo, instancia que convocó a la representante legal de la empresa GIPS para dar una solución a los salarios devengados.
El dirigente tiene entendido que Entel analiza la situación del contrato con la empresa GIPS, por lo cual se comprometió a pedir información y hacer seguimiento, pues la COD no permitirá que los serenos se queden sin cobrar pos su trabajo.
El País eN buscó a los funcionarios de Entel en Tarija para que den una respuesta sobre este problema, pero indicaron que no están autorizados para dar declaraciones a la prensa.

 

el
apunte

La COD
respaldará
acciones de
los serenos

El responsable de Derechos Humanos de la Central Obrera Departamental (COD), Raúl Olivares, manifestó que si el viernes 16 de marzo no hay una respuesta que satisfaga a los serenos de la antenas de Entel, como institución que representa a los trabajadores respaldarán las medidas de presión que asuman sus compañeros, pues considera injusta la situación en las que están esas personas, que no es reciente, sino desde el año pasado.