Una semana más, la planta de tratamiento es incierta

Escrito por  ANDREA CARDONA/EL PAÍSEN Mar 13, 2018

El proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de San Luis sigue siendo debatido, de manera separada, por instancias nacionales y departamentales. Sin embargo, no hay un acuerdo que avizore su construcción.

Por un lado, la presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), Sara Armella y el diputado por el Movimiento al Socialismo (MAS) por Tarija Ignacio Soruco, apoyan la decisión del Ministerio de Medio Ambiente y Agua Potable en que se realice un estudio para la PTAR de San Luis, donde ya se ubican las lagunas de oxidación.
Pero, por otra parte, la Gobernación especificó que se trata de un proyecto de carácter departamental y por lo tanto tiene la última decisión.
Armella manifestó que el estudio continuará. “Si bien la Gobernación y el Municipio no están colaborando con el tema de las especificaciones técnicas, nosotros queremos garantizar el tema de la preinversión de los recursos. Seguramente si la decisión que tomó el mismo Ministerio de continuar en el estudio, se tomará en cuenta tanto a la Gobernación y al Municipio para que adjunten las especificaciones técnicas”.
Entre tanto, Soruco expresó que ese estudio deberá concluir para licitar la construcción. “El tema de Tarija es ¿Por qué no se está licitando como querían algunas autoridades departamentales? Básicamente es porque en las notas del Ministerio hace referencia a que no existe la precisión ni la calidad técnica de la información de aspectos muy relevantes de parte de la reingeniería, topografía e hidráulica que generarían una responsabilidad en la función pública”.
Sin embargo, el gobernador Adrián Oliva Alcázar expuso su desacuerdo con las acciones del Gobierno Nacional y la ALDT y llamó a la reflexión. “Esto no nos contribuyó en nada. Yo veo que están tratando de postergar un debate con un estudio. En cuando uno no quiere que algo se resuelva manda hacer un estudio o manda a hacer una comisión. No sé en qué momento hemos roto el diálogo con el Gobierno para hablar de estos temas”.
Asimismo, sostuvo que las acciones del Gobierno nacional son unilaterales e inconsultas y recordó que le proyecto está en manos del Gobierno departamental y únicamente se pidió apoyo al Gobierno.
Además, la secretaria de Obras Públicas de la Gobernación, Ana María Barja Villarroel, declaró que “nadie puede venir a hacer proyectos en nuestra tierra como ellos quieran” e invalidó la postura del Gobierno al pasar por alto la postura departamental sobre la construcción de la PTAR de San Luis.

Comunarios rechazan PTAR de San Blas

La Gobernación y el Municipio avanzan en la intención de construir una planta de tratamiento en la zona de San Blas. Sin embargo, Sara Armella reveló que los comunarios continúan rechazando ese proyecto en esta zona y por esta razón invitaron al ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, para que informe cuáles serán las acciones siguientes.
Desde la ALDT, indicó Armella, están a favor de la construcción de las plantas, tanto de San Blas como en San Luis. “Tenemos una reunión prevista con gente del barrio de San Luis que no están de acuerdo y tenemos entendido que los comunarios de San Blas tampoco, excepto algunos dirigentes que están gestionando”.
Además, la secretaria general de la comunidad de San Blas, Elena Alemán, observó que los comunarios desconocen el avance del proyecto de la PTAR porque la ALDT todavía no aprobó el presupuesto.
“Nosotros como comunidad no vamos a permitir que se haga esta planta, porque somos productores y ganaderos. Queremos vivir con un aire libre de contaminación, esto va en contra de la salud. Además los derechos de la salud en el artículo 13 de la Constitución son inviolables y queremos que se traslade a Ancon Grande con el proyecto macro”, dijo Alemán.
Por su parte, el concejal de Cercado por Unidad Departamental Autonomista (UD-A), Alan Echart, explicó que la PTAR de San Blas será construida en la parte del barrio y no afectará a los terrenos de los comunarios de esta zona.