En marzo entregan estudio TESA de 8 presas tarijeñas

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Feb 22, 2018

La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Gobernación espera tener en marzo el Estudio Integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) de ocho presas, con lo cual se viabilizaría la construcción de esos proyectos en el departamento.

El secretario de esa institución, Pablo Avilés, indicó que en la gestión 2017 se licitó los estudios a diseño final, entre ellas está la presa de Santa Ana, Yesera, La Gamoneda, Calderas, Payuyo y otras, las cuales serán principalmente para riego.
La inversión en los estudios oscila entre cuatro a cinco millones de bolivianos, unos cuestan 300.000 otros 400.000, varían de acuerdo a las características de cada uno. Lo que más inversión demanda son las perforaciones de diamantina, las cuales son necesarias para la ejecución de las presas.
Cada presa beneficiará a unas 300 a 400 familias, pues tendrán una capacidad de dos a tres hectómetros cada una. El agua será principalmente para riego, pero también para la crianza de peces, que servirá para alimentación de las comunidades.
“Se priorizaron esos proyectos porque creemos que el agua es el desarrollo del departamento, porque sin agua no vamos ampliar la frontera agrícola-comentó Avilés- vamos a beneficiar a las comunidades más deprimidas”.
Una de la presas que tendrá más beneficiarios es la de Sella- Rumicancha, la cual tiene un avance de 30 por ciento, tanto en lo físico como en lo financiero. Esta obra permitirá regar más de 3.000 hectáreas.
El vaso de agua de esa presa tiene una extensión de 66 hectáreas. La obra es ejecutada con el 50 por ciento de recursos del Gobierno Nacional y el resto lo pondrá la Gobernación. Se estimaba que la construcción costará 154 millones de bolivianos, la supervisión unos 5,9 millones y el costo de la Asistencia Técnica Integral (ATI) es de 3,3 millones de bolivianos, que en total suma 164 millones todo el proyecto.
Uno de los principales problemas por los que atravesaron para iniciar la construcción, fue la indemnización de las parcelas afectadas por la ejecución de ese proyecto.