Costos “altos” para sacar carnet universitario genera perjuicios

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Ene 22, 2018

Para muchos estudiantes de la Universidad Juan Misael Saracho (UAJMS) el tratar de obtener el carnet universitario realmente significa un “dolor de cabeza” por la burocracia que implica y los costos “elevados” para ser un establecimiento estatal.

Es así que menos de un 20 por ciento de los más de 23 mil estudiantes cuenta con ese documento. Esta carencia le significa a los universitarios 80 centavos más en el pasaje de micro, puesto que algunos choferes les cobran como persona adulta si no porta esa identificación; pero además sin el carnet no pueden prestarse libros de la biblioteca, material de los laboratorios y además es un requisito fundamental para acceder al comedor universitario.
Desde que se modificaron las tarifas de micros para los adultos, de 1,50 a 2 bolivianos, algunos choferes se volvieron más estrictos en el control de pasajeros. Un letrero impreso en papel boom colgado en la parte superior de la cabina de un motorizado de la línea “E” señalaba: Universitarios con carnet: 1 boliviano; universitarios sin carnet: 1,80 bolivianos; adultos: 1,80 bolivianos.
El chofer cobraba 1,80 a todos los que subían y solo devolvía cambio si el joven portaba su carnet, dos universitarios señalaron que no lo tenían, a lo que el chofer respondió “si es universitario tiene que tener carnet”, y les cobró como mayores.
Efectivamente, los conductores están en su derecho de pedir este documento, sin embargo este tema fue motivo de debate y reuniones en diferentes oportunidades. El sector estudiantil solicitó al transporte urbano ser más flexible en este aspecto ya que la gran mayoría de estudiantes no cuenta con ello por los costos del mismo, pero por el momento no todos los conductores se muestran predispuestos a aceptar esa solicitud.
Por otro lado, la falta de un carnet universitario limita al estudiante la posibilidad de prestarse un libro de la biblioteca para llevarlo a su hogar o su centro de estudio y analizarlo con mayor calma.
¿Y por qué los universitarios no cuentan con ese documento? –consultó El País eN. Es así que el secretario de Desarrollo Institucional de la Federación Universitaria Local (FUL), Luis Castillo, respondió que principalmente se debe a los costos elevados para sacarlo por primera vez y para renovarlo.
En diciembre de 2016, solo 984 estudiantes de los 25 mil contaban con este documento. Durante el 2017, la cantidad no varió mucho, y según Castillo, de los 23 mil universitarios en todo el departamento menos del 20 por ciento cuentan con el carnet, sólo el 6 por ciento lo renueva.
“Una de las principales razones por las que el universitario no saca su carnet, es el costo, que es de 70 bolivianos para quien lo saca por primera vez, esto es mucho para el sector universitario. Creemos que el costo debería estar rondando los 30 bolivianos y para renovar máximo 10 bolivianos, porque actualmente es 15 bolivianos y sólo es una impresión de la foto mas el plastificado”, dijo.

Trámite
El estudiante que se matricula por primera vez en la “U”, para obtener su carnet universitario debe acudir a la facultad de Salud y en el laboratorio hacerse una serie de análisis, los cuales tienen un costo de 70 bolivianos. Luego debe trasladarse a las instalaciones del Seguro Universitario para que las autoridades respectivas le den el “visto bueno”.
Con toda esa documentación el universitario debe trasladarse a la División de Admisiones y Registro, donde por fin podrá obtener su documento del carnet.
Para renovarlo, el estudiante debe comprar una boleta en Finanzas para después apersonarse a la División de Admisiones y Registro para la foto respectiva. El costo es de 15 bolivianos para la renovación.