Más de 1.000 niñas no recibieron la segunda dosis contra el VPH

Escrito por  Daniel Rivera M./El País eN Dic 15, 2017

Según datos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), a la fecha más de 1.000 niñas no recibieron la segunda dosis contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), el principal causante del cáncer de cuello uterino. Hubo una disminución de cobertura y la tarea se dificulta más porque concluyeron las labores escolares.

La primera dosis se aplicó en abril, la ministra de Salud, Ariana Campero, recordó que para la efectividad de esta vacuna se tiene que aplicar la segunda, la vacunación de ésta inició en octubre, con lo cual se prevendrá el cáncer de cuello uterino, porque en la actualidad diariamente muere una mujer a causa de ese mal.
De acuerdo a las estadísticas del Sedes, en la primera dosis se tuvo una cobertura del 82 por ciento (10.210), pero en la segunda sólo se llegó a un 72 por ciento, en números significa que más de 1.000 niñas no se hicieron inmunizar.
La cobertura en niñas de diez años fue de 3.435, lo que representa un 74,4 por ciento. En las de 11 años se llegó a un 75,7 por ciento y en las de 12 años se vacunó a un 67,6 por ciento, el grupo etario más bajo.
La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Rosario Ayllon, explicó que la disminución de la cobertura es atribuible a los cambios de colegios que hicieron las estudiantes, pero también porque algunos padres de familia se opusieron y las estudiantes no asistieron a los establecimientos el día de la inmunización.
Según la funcionaria, como ya concluyeron las clases, los brigadistas de salud al momento de realizar el censo de niñas que serán vacunadas, recogieron datos de los tutores o padres de familia, por lo cual se los trata de contactar mediante teléfono para cumplir con la inmunización.
Por disposición nacional la inmunización se realizará hasta el 31 de diciembre del 2017. Los padres de familia que quieran hacer vacunar a sus hijas, solo deben acudir al centro de salud que sea de la zona del colegio donde estudiaba su hija, porque ahí fue censada.
El vicepresidente de la Sociedad Boliviana de Salud Pública, Walter Santa Cruz, explicó que lo recomendable es que la segunda dosis deba ser aplicada dentro del sexto mes después de haber inmunizado la primera, esto por cuestiones de efectividad de la vacuna, toda vez que éstas cumplen un ciclo.
Para el responsable del Programa Madre-Niño del Sedes, Wilber Leyton, el virus que origina el cáncer de cuello uterino se produce mediante las relaciones sexuales. Entonces si se quiere que las vacunas tengan efecto, las personas no deben haber tenido relaciones. Por eso se eligió el grupo etario de 10,11 y 12 años.
Según el galeno, en varias naciones se aplica esa vacuna. En Sudamérica todos los países vecinos a Bolivia ya la incorporaron. Por eso, aseguró que se tiene experiencia sobre la efectividad de la inmunización para ese mal y lo papás no deben tener temor.
Las dos dosis que se suministrará a las niñas, no solo será contra el cáncer de cuello uterino, sino también contra las verrugas genitales, que son frecuentes en el departamento, especialmente en la zona del Chaco.

el
apunte

Alrededor de
500 brigadas
trabajaron en
315 colegios

La responsable departamental del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Rosario Ayllon, indicó que desplazaron 500 brigadas para realizar la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH). Los profesionales llegaron a 315 unidades educativas de Tarija. Hubo un caso en el que una directora de colegio del centro de la ciudad impidió entrar al establecimiento para la socialización de la vacuna.