Asadores piden ley de patrimonio para el “Lechón a la Cruz”

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Dic 11, 2017

En el Parque Temático se realizó con rotundo éxito el primer concurso nacional de asadores del “Lechón a la Cruz”, donde el primer lugar se quedó en Tarija, para el asador Walter Garnica. En sintonía, los asadores plantearon que tanto la Gobernación como la Asamblea Legislativa Departamental, pongan sus ojos en este tradicional plato y lo consoliden como oriundo de Tarija mediante una ley especial, con el fin de promover la gastronomía local a nivel nacional e internacional.

El evento inició en horas de la madrugada, cuando 12 asadores provenientes de distintas partes del país, iniciaron con los primeros trabajos para la elaboración del plato, preparando el suelo para plantar las cruces y poniendo la leña para iniciar la cocción que toma varias horas.
A las 11.00 horas, el jurado calificador compuesto por el chef tarijeño Ricardo Díaz, el chef brasileño Marcio Ponte y el chef argentino conocido como Puppo, realizaron un recorrido en los puestos de cada asador, para puntuar su participación en el marco de la calidad de cocido, la textura, el sabor, la presentación del plato, y una prueba sorpresa, que fue encender la fogata para mantener caliente la carne usando tan solo tres cerillos.
Marcio Ponte, como miembro del jurado, manifestó que están en Tarija para fortalecer la Asociación de Asadores de Chancho a la Cruz, y demostrar que este plato es una tradición tarijeña, por lo que llamó a los tarijeños a ampliar y divulgar la gastronomía local, tanto a nivel nacional como internacional, ya que este concurso llegará en los próximos años a realizarse en ciudades como Cochabamba, Santa Cruz y La Paz, con una convocatoria para amateurs y profesionales.
Para el Díaz, el 2017 fue un gran año para los Asadores del Lechón a la Cruz, y una muestra de ello es que los tres primeros puestos se quedaron en Tarija, consolidando a esta preparación del cerdo como un “plato bandera” del departamento. “Hace tres años atrás mediante una resolución del Concejo Municipal se declaró que es un plato tarijeño, pero falta una ley de la Gobernación y la Asamblea para que se consolide”, aseveró.
A su tiempo, el asador Elmer Flores, que es tarijeño, pero radica en La Paz, felicitó a la organización del evento y a los asadores que se esforzaron para que el evento salga bien. Asimismo, indicó que si bien Bolivia no resalta mucho en gastronomía, espera que este evento impulse al asado como una comida típica de calidad internacional.