Imprimir esta página

Mercado Avaroa y Bolívar de la UPRE costarán Bs 3 millones más

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Dic 07, 2017

El Gobierno Municipal de Cercado invertirá 3.352.189,32 de bolivianos para la continuidad del mercado Avaroa y Bolívar que están en plena construcción. Con los recursos adicionales se garantiza la conclusión de los proyectos que se iniciaron el año 2016 con recursos de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) y el programa “Bolivia cambia, Evo cumple”, que definió inicialmente un presupuesto para los proyectos en los que surgieron contratos modificatorios y ahora se requiere más recursos económicos.

El mercado Bolívar y Avaroa, contarán con una superficie construida de 5.841 m2 y 10.945 m2 respectivamente. El “Bolívar” cuyo costo inicial era 14.092.381,85 de bolivianos tendrá una infraestructura dividida en cuatro plantas comprendidas entre el sub suelo, planta baja, primer y segundo piso. El “Avaroa”, sobre el que inicialmente se preveía un costo de 25.621.144,7 de bolivianos, también estará dotado de cuatro plantas, con 138 puestos de venta, batería de baños por nivel, patio de comidas, salón multifuncional y guardería con capacidad para 80 niños.
El secretario de Obras Públicas del Gobierno Municipal de Cercado, Rodrigo Ichazu, dio a conocer que en el caso del mercado Bolívar el incremento aprobado es de 2.111.788,72 bolivianos, monto que equivale a un 14.99 por ciento del presupuesto y garantizaría su conclusión. En cuanto al mercado Avaroa, hizo conocer que el incremento es de 1.240.400,60 bolivianos, equivalente al 5 por ciento del presupuesto inicial, aunque en este punto podría presentarse más modificaciones en el proceso de construcción.
El funcionario explicó que los recursos permitirán avanzar en las obras y se tendrá una ampliación en los plazos por adecuaciones e incrementos de volumen, ya que la elevación de costos incide principalmente en el mejoramiento de zapatas, estructura de techos y el tema de hidrantes, que apuntan a precautelar la infraestructura.
Sobre el tema, el secretario Ejecutivo del Gobierno Municipal de Cercado, Diego Ávila, afirmó que están asumiendo el incremento que implican los contratos modificatorios y se tienen los recursos para ello en caja y banco por lo que no habrá inconveniente. Asimismo, sostuvo que los contratos modificatorios que surgieron durante la construcción están dentro de lo máximo que permite la norma, que es hasta un 15 por ciento del presupuesto inicial.
“Como en toda planificación de una obra, en el momento de la ejecución aparecen nuevas cosas. La misma norma prevé que haya un porcentaje de recursos que puedan aumentarse para garantizar que la obra termine bien; por ejemplo el caso del mercado Central, que originalmente se contrató por 40 millones y terminó costando 44 millones de bolivianos, porque había que hacer una serie de obras que no fueron contempladas en un principio”, indicó.
El concejal del Movimiento al Socialismo (MAS), Freddy Yucra, quien viene realizando una fiscalización a ambos proyectos, expresó que si bien en un inicio la UPRE asumió el 100 por ciento del costo total de los mercados, se tenía en el contrato con el Municipio que en caso de haber obras adicionales estas tendrían que asumirse con recursos departamentales, por lo que solicitará un informe sobre el estado de los montos que son de responsabilidad municipal.
“Ambos mercados tienen un avance significativo pero también hubo atrasos. Para la UPRE desde que se firma el contrato corren los plazos, los perjuicios. El mercado Bolívar está con más del 60 por ciento de avance físico y el Avaroa con menos, con 40 por ciento, pero saludamos el trabajo que se viene haciendo que beneficiará a la población”, mencionó.

 

el
apunte

Detalles del mercado Avaroa

Según el secretario de Obras Públicas, Rodrigo Ichazu, en la construcción del mercado Avaroa durante las excavaciones se ha encontrado material de muy mala calidad, incluso se ha determinado el cambio de las fundaciones porque los valores de soporte de suelo no correspondía a los cálculos del diseño, inconvenientes que ya fueron superados, por lo que la construcción seguirá su curso de manera normal.