Salas de emergencia del país están por colapsar

Escrito por  La Paz / ANF Dic 05, 2017

Ya son 12 días de la huelga indefinida que mantienen los galenos en hospitales y centros de salud públicos y de la seguridad social en el territorio nacional y las unidades de emergencia de varios nosocomios paceños ya colapsaron por la elevada afluencia de pacientes que buscan atención a sus dolencias.


En la sala de espera de Emergencias del Hospital Obrero en la urbe paceña, los enfermos no dejan de llegar con la esperanza de ser atendidos, pero la mayoría debe esperar porque las camas están llenas e incluso hay enfermos que reciben sueros fisiológicos de pie, algunos ni bien salen otros ya están ocupando el poco espacio que queda.
Los médicos y enfermeras que atienden a los pacientes deben redoblar los esfuerzos y estar al pendiente de los más críticos, pero a veces “no se puede”, dijo una de las practicantes al ser consultada, sin embargo afirmó que en esa unidad se reforzaron con galenos de varias especialidades y que incluso se siguen realizando cirugías.

Pacientes a la deriva
Empero, Doña Irma de 36 años, que llegó sola al nosocomio y doblándose de dolor por la vesícula, no dejaba de llorar, más por la impotencia ante la falta de atención que por el malestar que sentía. Reveló que los médicos le pidieron esperar por la falta de espacio.
“Dos horas he estado caminando por el Hospital, me duele, apenas puedo pararme y me dicen que espere, seguro quieren que me muera”, afirmó con lágrimas en los ojos, a tiempo de seguir son su caminata por los ambientes del nosocomio para distraerse del dolor y esperar ser atendida.
La situación de incertidumbre es similar en los pisos de ese nosocomio, sobre todo en el área de internación, donde los enfermos pasean por los ambientes debido a que se reprogramó sus cirugías sin fecha próxima.
Otra paciente que esperaba ser atendida en Traumatología criticó el paro médico y afirmó que la medida de los galenos atenta contra la vida de los asegurados.
En el complejo hospitalario de Miraflores la situación es similar, las unidades de emergencia colapsaron debido a la suspensión de las consultas externas. En el Hospital de Clínicas la gente tiene que hacer filas en el exterior del consultorio para ser atendido, muchos de los cuales deben ser evaluados para ver si recibirán o no atención médica.
En los nosocomios de la Mujer y Materno Infantil la atención es casi regular, sin embargo las pacientes aseguran que el personal las atienden de mala manera.
Anuncian descuentos
El director general de Seguros de Salud del Ministerio de Salud, Dante Ergueta, anunció descuento a los salarios de los médicos que acatan la huelga indefinida, desde el pasado 23 de noviembre, en rechazo a los artículos 200 y 205 del proyecto de ley del Código del Sistema Penal porque “criminaliza el acto médico”, y en rechazo al Decreto Supremo 3385, que determina la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud (Asinsa).
“Este paro ha sido declarado ilegal y las sanciones vienen a los que no están asistiendo a sus fuentes laborales. Los descuentos están vigentes desde el momento en que acataron el paro”, anunció.
Ergueta informó que por los días de conflicto se suspendieron más de 60 mil atenciones médicas en todo el país y alrededor de 3 mil cirugías fueron reprogramadas.

Diálogo roto
La tarde este lunes, el Ministerio de Salud tenía previsto reunirse con los médicos para retomar el diálogo y poner fin a las medidas de presión; sin embargo, desde Cochabamba la ministra Ariana Campero informó que los galenos no se presentaron. Reiteró su predisposición de diálogo y los convocó nuevamente para el martes en Santa Cruz.
El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, aceptó la convocatoria de la autoridad, empero reiteró que antes de iniciar la negociación se debe eliminar el Decreto Supremo 3385, caso contrario afirmó que no levantarán sus medidas de presión.

Lo más leído hoy