Experto ve extraño secretismo estatal en proyecto de litio

Escrito por  La Paz / Erbol Jul 17, 2017

Bajo el pretexto de los acuerdos de confidencialidad a firmar con las 10 empresas interesadas en transformar el litio de Uyuni, el Estado “continuará manteniendo en una completa nebulosa todo cuanto tenga que ver con el verdadero avance del proyecto más estratégico de la historia” del país.

La revelación en torno a la opacidad que envuelve a la multimillonaria inversión estatal para la denominada industrialización del litio (902 millones de dólares de inversión calculados al 2012) fue develada hace unos días por el experto en la economía de este recurso, Juan Carlos Zuleta. La decisión favorece a los intereses del partido en el gobierno, el MAS, que “podrían no coincidir necesariamente con los intereses del pueblo boliviano”, aseguró.
Con base en la confidencialidad oficial exigida a las empresas que intentan la construcción, montaje y puesta de la planta de carbonato de litio en Potosí, el  especialista avizoró “un nuevo período de falta de transparencia”.
Será esta una fase, probablemente hasta el 2019-2020, signada por la futura campaña preelectoral, en que “el ciudadano de a pie no tendrá posibilidad alguna de enterarse de nada importante sobre este millonario emprendimiento”, dijo el especialista.
Zuleta fue consultado acerca de recientes declaraciones del  viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú, sobre el impacto de la confidencialidad exigida a una decena empresas precalificadas el mes pasado, y el riesgo de que tal reserva pudiera ahondar elementos de intransparencia en la información  pública respecto de la anhelada y retrasada industrialización del “oro gris”.
Echazu, ex ejecutivo durante casi ocho años de la gerencia de Recursos Evaporíticos (GNRE), reconvertida en el actual  Yacimientos Boliviano el Litio (YLB), dijo a fines del mes pasado que “el convenio de confidencialidad implica que no tengan que dar la información contenida en el diseño (efectuado por la alemana K-UTEC) a terceros”.

Escasa información
El proyecto del litio, desplegado desde 2009 con fondos públicos, sobre todo crédito-BCB,  procura ejecutar  la “fórmula boliviana” para obtener carbonato de litio, principal producto evaporítico de exportación, junto al cloruro de potasio como fertilizante, previsto en el Plan Nacional de Desarrollo, en el contexto de la opacidad estatal que rodea también a otras actividades extractivas como los hidrocarburos.
En medio de la nebulosa remarcada por Zuleta, destaca la escasa información oficial en torno a  la fórmula desarrollada en Bolivia por la coreana Posco hace cuatro años, cuando experimentaba con la ex GNRE, transnacional que patentó por su cuenta el hallazgo  a partir de salmuera nacional; lo mismo que los relativos alcances del método nativo de las piscinas de evaporación para obtener un producto semi-industrial como el carbonato de litio.
¿Qué implica esta condición de confidencialidad sobre el retraso en el proyecto y su historial? ¿Cómo afecta a los futuros socios y la ‘fórmula boliviana’ de obtención de carbonato?, fueron las interrogantes planteadas al experto boliviano.

Lo más leído hoy