Miércoles, 18 Octubre 2017

Tarija entre los más afectados por la crisis económica

Escrito por  ERBOL/redacción centrAL Sep 14, 2015

El departamento de Tarija, junto a La Paz, Santa Cruz y Chuquisaca, figura entre las cuatro regiones del país como las más afectadas por la desaceleración económica  y la caída de la cotización internacional del petróleo, según un análisis del semanario Nueva Economía, que en su último número de septiembre, estima que la pérdida en general para Bolivia alcanzará a 3.000 millones de dólares.

Aunque hubo una reducción generalizada en todos los departamentos, los mayores porcentajes (superiores al 30 por ciento), se concentraron en La Paz (-46.5%), Tarija (-37%), Chuquisaca (-34.5%) y Santa  Cruz (-33%).
Los resultados responden a la caída generalizada de precios internacionales de las materias primas, lo que impacta severamente en una economía como la boliviana que presenta una alta dependencia de la venta de commodities (más de tres cuartas partes).
De mantenerse ese comportamiento hacia la baja, particularmente del petróleo que se sitúa por debajo de los 40 dólares por barril, es muy probable que la  economía nacional pueda dejar de recibir unos 3.000 millones de dólares en este año.
Cita que las exportaciones   acumuladas al séptimo mes del año muestran un descenso del 31 por ciento, lo que representa que el país dejó de percibir cerca de 2.500 millones de dólares por este concepto, avivando las versiones de un mayúsculo desplome. Las importaciones también decayeron, aunque en menor proporción (5 por ciento).
El saldo comercial fue el más damnificado, pues no sólo cayó en más del 100 por ciento, sino que registró un déficit.  Con datos oficiales del INE, señala que el monto de las exportaciones nacionales alcanzó  a  julio la cifra de 5.449 millones de dólares, frente a 7.867 millones de similar período del 2014, lo que representa una disminución de 2.418 millones. El valor de las importaciones se situó  en 5.479  millones  de  dólares,  frente a 5.763 millones de julio del 2014, mostrando un descenso de 258 millones.
A julio, la balanza comercial muestra cifra rojas, un déficit de 30 millones de dólares que contrasta con el superávit de 2.104 millones correspondiente a los primeros siete meses del 2014.
Las principales caídas se registraron en los sectores de hidrocarburos (37%), manufacturas (34%), agricultura (33%) y minerales (7%). En cuanto a productos, las bajas más  significativas correspondieron a semillas y habas de soya (-98%), quinua (-42.5%) y gas natural (-34%).

Lo más leído hoy